Teamworks l Coworking Buenos Aires

Muchas grandes ideas surgen durante una charla de fin de semana con amigos, pero no siempre contás con las herramientas para desarrollar tu propio proyecto. Entonces, te convertís en la figura transicional denominada “wantrepreneur”, el limbo del “wannabe” entrepreneur.

 

El wantrepreneur tipoentrepreneur

El mundo entrepreneur cuenta con un sinfin de atractivos. Ser tu propio jefe, controlar tus horarios y adaptar el trabajo a tu vida son algunos de los rasgos deseados por aquellos que trabajan en relación de dependencia.

El wantrepreneur es justamente esa persona que admira el estereotipo del entrepreneur exitoso, pero que aún se encuentra lejos de lograr ese objetivo. Es aquel que habla todo el tiempo de sus “grandes proyectos”, pero que siempre quedan en el éter.

Otra cualidad del wantrepreneur es que está siempre listo para sentarse con un amigo o colega para pensar ideas innovadoras, pero no sabe qué hacer para que esa idea se haga realidad y desconoce los métodos para sacar a flote su negocio.

 

blogDe wantrepreneur a entrepreneur

¿Te sentís identificado? No te asustes. Podés dejar ese estado para poder convertirte en ese entrepreneur que tanto deseás ser.

Para esto, tenés que cambiar el chip del wantrepreneur y comenzar a planear cada detalle de tu emprendimiento. Un punto muy importante es que tu proyecto no tiene que estar centrado solamente en generar dinero, sino que debe enfocarse en algo que realmente te guste hacer.

Si no te motiva tu propia idea, entonces vas a encerrarte en un proyecto que no te brinda felicidad.

Otra clave para dejar de ser wantrepreneur es que compruebes que tu idea sea comerciable. Para esto es fundamental que te centres en el cliente. Si el prototipo de producto que presentás no tiene impacto en el consumidor, hay que reformular el proyecto.

En otro orden, vas a tener que dejar de lado la procastinación. No por nada dicen “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, así que si querés desarrollar tu startup tenés que dejar este vicio.

Por último, no tenerle miedo al fracaso y tener objetivos claros va a ayudarte a poner en curso esa gran idea que nació en una charla de bar con amigos. Ahora sí, estás listo para dejar de ser wantrepreneur y convertirte en entrepreneur.

 

WhatsApp chat