Es hora de derribar un mito: el entrepreneur no es un superhéroe de cualidades extraordinarias.

Muchos piensan que desarrollar un emprendimiento propio requiere de capacidades especiales o magia. Sin embargo, el mundo entrepreneur está habitado por personas con capacidades aprendidas y adquiridas por la prueba y error.

Además de partir de una idea innovadora -y un poco de suerte- el emprendedor debe desarrollar ciertas aptitudes y actitudes para fortalecer su proyecto y volverlo exitoso.

Estas cualidades o capacidades se pueden dividir en tres grandes categorías. ¡Conocelas!

 

La capacidad de liderazgo del entrepreneur

liderazgoEn este punto se agrupan cualidades como la inteligencia emocional, la resiliencia y la creatividad, entre otras.

En primer lugar, el entrepreneur debe tener la capacidad de reaccionar ante cualquier tipo de situación con las emociones apropiadas. Este punto va de la mano de la madurez.

Por otro lado, es importante que un profesional cuente con integridad. Dicha cualidad le permitirá establecer un lazo de confianza con sus clientes, proveedores, inversores y colaboradores.

La disciplina y la resiliencia permitirán a los emprendedores superar obstáculos y frustraciones para lograr el desarrollo efectivo de su proyecto.

Por último, la creatividad es la capacidad de generar nuevas ideas, reformularlas e innovarlas. Esta es definitivamente una de las características más distintivas de los emprendedores exitosos.

 

Habilidades interpersonales

equipoAquí se agrupan aquellas características que permitirán al entrepreneur establecer lazos firmes.

Predominan en este punto el respeto, la delegación y la comunicación. Suenan puntos fáciles y simples, pero la falta de ellos puede perjudicar al proyecto.

El respeto implica el reconocimiento de las cualidades ajenas, y es una cualidad que facilitará la complementariedad a la hora de trabajar en equipo.

En segundo lugar, la comunicación se traduce en la capacidad de escuchar y transmitir ideas de forma efectiva, teniendo en cuenta los canales adecuados. Esta herramienta permitirá establecer una relación clara con los clientes, futuros inversores, grupos de trabajo, etc.

Por último, la delegación representa una cualidad que no muchos están dispuestos a realizar a la hora de iniciar una startup. Implica poder desprenderse de la ejecución de tareas, pero no de la responsabilidad completa del proyecto. Para poder hacerlo adecuadamente, se requerirá una buena comunicación en el equipo.

 

Capacidades de negocio

negociarEn este último punto se destacan el networking, la capacidad de negociación y la gestión de recursos.

En primer lugar, todo entrepreneur debe desarrollar la capacidad de generar relaciones en beneficio de su emprendimiento. Esto implica armar una red de contactos y conexiones, y para eso es importante el networking.

Por otro lado, requerirá de visión estratégica para permanecer alerta a las oportunidades o amenazas que ronden el proyecto.

Por último, deberá aprender a negociar y gestionar sus recursos. Estas cualidades le permitirán alcanzar acuerdos satisfactorios y administrar sus recursos disponibles de manera eficaz.

 

WhatsApp chat