Teamworks l Coworking Buenos Aires

Cada vez son más las personas que se aventuran a crear su propio negocio. Sin embargo, no todos los emprendedores saben cómo captar inversiones para el desarrollo de su proyecto.

Existen múltiples métodos para atraer inversiones u obtener capital. Pero muchos desconocen a qué se enfrentan a la hora de pedir dinero.

Para empezar, la revista Forbes destaca que los emprendedores deben quitarse el miedo de contraer deuda.

Si no logran quitarse los miedos, no podrán avanzar.

Por otro lado, la publicación advirtió que los emprendedores deben tener en claro qué necesitan antes de buscar posibles inversores. ¿Un socio? ¿Capital? ¿Un crédito?

 

errores-emprendedoresEmprendedores, ¡abstenerse!

Ante este panorama de emprendedores buscando inversores, los expertos alertan sobre los errores más comunes. Éstos son:

  • Falta de liquidez: En los primeros meses de actividad es muy común que los emprendedores apliquen una mala planificación de ingresos. El exceso de optimismo que genera un nuevo proyecto hace que el entrepreneur se deje llevar y olvide este detalle.
  • Mala planificación del presupuesto: Este punto tiene relación directa con el anterior. La velocidad que se genera en el nacimiento de un proyecto lleva a que los emprendedores planeen en el corto plazo, dejando de lado las necesidades a mediano plazo.
  • Costos fijos elevados: Es muy común que los emprendedores recurran al outsourcing para reducir los costos fijos. Sin embargo, deben tener en cuenta que este recurso se debe aplicar sólo a áreas secundarias, que no formen parte del core business. Esto pondría en riesgo la calidad del producto.
  • Adquirir demasiada deuda: La mitad de los emprendedores financian el 100 por ciento del negocio con su propio bolsillo. La asfixia de las empresas provoca falta de clientes, un mal cálculo entro los ingresos y el pago de la deuda.
  • Ser demasiado optimista en los ingresos: Un error muy común entre los emprendedores es que calculan mal el tiempo que va a tomar en saldar la inversión inicial. Como consecuencia, no dan abasto para cubrir los gastos.
  • Rodearse de morosos: Los clientes morosos son un peligro para todo emprendimiento. Tropezar con uno de ellos puede suponer la muerte del negocio.
  • No distinguir entre las finanzas personales y las del negocio: Es un error típico de los emprendedores. Con la idea de después reponer lo “tomado prestado” se mezclan los ingresos.
  • No ahorrar: El ahorro es clave en el desarrollo de un emprendimiento. Sin embargo, muchos emprendedores deciden reinvertir o gastar las primeras ganancias que brinda el negocio.
  • No asignarte un sueldo: Este error va de la mano con la mezcla de finanzas personales y las del negocio. Tener un salario fijo ayuda al emprendedor a separar los gastos.
  • No ofrecer opciones de pago a los clientes: El tener diversas alternativas de pago ayudará a generar un lazo de confianza con el cliente. Este punto puede ser determinante para que el cliente vuelva a consumir o comprar tu producto.

WhatsApp chat