Teamworks l Coworking Buenos Aires

La efectividad e impacto que generará la llegada de una startup al mercado no depende exclusivamente de una idea innovadora.

De hecho, la clave del éxito de un emprendimiento yace en el poder de liderazgo de su creador.

Si analizan las startups que rondan el mercado, podrán notar que en sus creadores abundan la disciplina y la dedicación.

Estas condiciones son justamente las que lo han llevado a insistir en su proyecto ante todos los obstáculos, en pos de alcanzar sus metas a largo plazo.

 

emprenderPersona constante, startup exitosa

Por supuesto que para ser disciplinado se requiere adquirir hábitos que se practiquen a diario.

Sin embargo, los hábitos pueden cambiar la dirección de la vida del emprendedor. Y de la misma manera, pueden cambiar la dirección de una startup.

Es por eso que tienen tanta implicancia en el desarrollo de un proyecto.

Los hábitos pueden construir o destruir. El emprendedor deberá elegir hacía dónde desea guiarlos.

 

startup liderazgoHábitos para una startup millonaria

Existen hábitos básicos que todo emprendedor debe desarrollar para impulsar su startup hacia el éxito. Aquí te acercamos algunos de ellos:

 

  • Aprender: Suena muy trillado, pero el emprendedor nunca debe dejar de aprender. Generar un hábito de aprendizaje no implica pasarse la vida en una universidad, sino que es mucho más simple. Por ejemplo, dedicar unas horas al día a la lectura, ver videos, escribir.
  • Fijar metas: Hay que plantearse un objetivo nuevo cada día. Inclusive, los expertos recomiendan anotarlos para fijarlos. Esos objetivos van desde lo simple hasta lo más ambicioso. ¡Anotalos!
  • Planificación: Para alcanzar las metas es conveniente que el emprendedor se haga del hábito de planificar. Es decir, desarmar el objetivo en pequeñas partes a largo plazo. Así podrá visualizar los pasos y acciones reales a tomar.
  • Networking: Este hábito saca al emprendedor de la timidez y lo pone en un plano social activo y constante. El networking ayudará a generar nuevos contactos útiles para el desarrollo de tu startup.
  • Llevar un diario: Puede sonar un hábito aniñado, pero tener un anotador a mano permitirá ordenar tus ideas, llevar un control sobre tus actividades y armar una bitácora de tu día a día.
  • Ejercitar: Los beneficios no son sólo físicos. Generarse el hábito de realizar ejercicio a diario ayudará al emprendedor a mantener la mente fresca y atenta a nuevas posibilidades.
  • Descansar: El saber cuándo y cómo descansar es fundamental para el emprendedor, y por ende, para su proyecto. El estrés facilita la desconcentración y la falta de control en las tareas.