Teamworks l Coworking Buenos Aires

Junto a las modificaciones en el impuesto a las ganancias se debaten cambios en el monotributo.

Si bien aún no se ha convertido en Ley, el proyecto establece un aumento del 75 por ciento en las cuotas y en el máximo de facturación anual para ser considerado en el régimen.

El proyecto del monotributo pretende elevar de 400.000 a 700.000 pesos anuales el tope de ingresos para quienes prestan servicios, y de 600.000 a 1.050.000 pesos para la venta de inmuebles.

Mientras que la cuota mínima mensual pasará de 39 a 68 pesos, la máxima aumentará de 2.700 a 4.725 pesos al mes.

En todas las categorías del monotributo hay que sumar además 157 pesos de aportes al Sistema Previsional Argentino (SIPA), y 419 a la obra social, en caso que corresponda.

 

monotributoCategorías y nuevos topes del monotributo

Para la primera categoría, A (ex B), la facturación máxima se fijó en 84.000 pesos anuales de los actuales 44.000 anuales, que pagará una cuota de 68 pesos al mes.

Para ser de la segunda categoría, B (ex C), no se podrá tener ingresos brutos mayores a 126.000 pesos, cuando en la actualidad están en 72.000 pesos, y la cuota pasará de 75 a 131 pesos.

La tercera categoría, la C (ex D), que antes tenía un tope de facturación de 90.000 pesos, ahora será de 168.000 pesos, y la cuota de 224 pesos, en lugar de 128.

En el caso de la categoría D (ex E), lo máximo que se podrá tener de ingresos brutos son 252.000 pesos, en vez de 144.000 pesos; y lo que se abona mensualmente pasará de 210 a 368 pesos.

El monotributista de la categoría E (ex F), no deberá superar los 336.000 pesos, actualmente en 192.000 pesos, y pagará 700 pesos.

Para el caso de la sexta categoría, F (ex G), el tope se fija en 420.000 pesos, hasta el momento en 240.000; y el pago mensual aumenta a 963 pesos.

La séptima categoría, G (ex H), pasará a tener un máximo de ingresos brutos de 504.000 pesos, de los actuales 288.000; y una cuota de 1.225 pesos.

La facturación máxima de la octava categoría, H (ex I), la última para prestación de servicios, pasará de 400.000 a 700.000 pesos, y la cuota de 1.600 a 2.800 pesos.

Quedan tres categorías más para el caso de las ventas de bienes muebles, cuyos topes pasarán en la I (ex J), de 470.000 a 822.000 pesos, y la cuota, de 2.000 a 3.500 pesos.

En la J (ex K), el máximo de ingresos brutos permitidos pasará de 540.000 a 945.000 pesos, con un pago mensual que aumentará de 2.350 a 4.113 pesos.

Por último, la categoría K (ex L) tendrá un tope de 1.050.000 pesos, y una cuota de 4.725 pesos en vez de 2.700 pesos.

 

WhatsApp chat