Teamworks l Coworking Buenos Aires

El 31 de diciembre finaliza la segunda etapa del sinceramiento fiscal o blanqueo de capitales. En este tramo se habilitaba a pagar sólo 10 por ciento de multa.

Con más de 21.000 millones de dólares ya declarados entre bienes y activos, las estimaciones para el proceso completo ascienden a los 60.000 millones de dólares.

El proceso ingresa ahora en una etapa clave.

A partir de la semana que viene, todo sinceramiento -excepto los inmuebles, que mantienen el 5 por ciento de tributo- costará más caro, ya que la tasa se elevará al 15 por ciento.

 

dolaresCálculos del blanqueo de capitales

Especialistas aseguran que el número de clientes interesados se ha incrementado en las últimas semanas, debido a la cercanía a la fecha final de la segunda etapa.

Según informó iprofesional, los grandes estudios de abogados reafirmaron el interés por el blanqueo y concluyeron en los siguientes cálculos.

Para empezar, siete de cada diez clientes que piden asesoramiento terminan optando por entrar al blanqueo.

Por otro lado, algo más de 90 por ciento de quienes deciden entrar declara el 100 por ciento del patrimonio que mantenían oculto.

 

blanqueoPerfiles de blanqueadores

Los perfiles de aquellos que deciden sincerar su patrimonio son muy variados. El CEO de Litwak & Partners, Martín Litwak, dividió en tres grupos los perfiles de los “blanqueadores”.

En primer lugar se encuentran los patrimonios millonarios. Estos son los que tienen por encima de 20 millones de dólares y que suelen sincerar el 100 por ciento de tu patrimonio.

En segundo lugar, Litwak ubicó a las fortunas intermedias. Este perfil engloba a aquellos que tienen una fortuna “media”, de entre 2 y 6 millones de dólares.

Este grupo se muestra más reacio a la hora del blanqueo, ya que consideran que la multa a pagar al fisco resulta muy significativa.

Por último, se encuentran los herederos. A diferencia de aquellos que hicieron la fortuna con sus propias manos, los herederos prefieren “pagar un 10 por ciento y más adelante disponer libremente del dinero”.