Teamworks l Coworking Buenos Aires

Este año comienza con una serie de modificaciones en los esquemas tributarios, por eso te ofrecemos una guía para que entiendas lo que se viene en cuanto a los impuestos de Ganancias y Bienes Personales.

¿Cómo impactan las modificaciones en tu bolsillo? ¿Cuáles son los temas pendientes? ¿Quiénes deben pagar cada impuesto? ¿Cuándo?

Éstas son sólo algunas de las dudas que han surgido con los cambios en estos impuestos. ¿Te perdiste? Mirá la guía impositiva que publicó el diario La Nación con respecto a Ganancias y Bienes Personales.

 

imp-gananciasImpuesto a las ganancias

Tras las negociaciones políticas que corrieron contrarreloj, 2016 terminó con una ley aprobada que fija las pautas por las que desde este primer mes de 2017 se rige el impuesto a las ganancias que pesa sobre asalariados, jubilados y autónomos.

Quiénes pagan

En el caso de asalariados, tributan quienes reciben ingresos de por lo menos 23.185 pesos netos o 27.934 pesos brutos si no tienen familiares a cargo ni aplican otras deducciones (las cifras son un promedio mensual, con el proporcional de aguinaldo incluido). Para quienes deducen cónyuge y dos hijos, el menor salario alcanzado se eleva a 30.671 pesos (netos) o 36.953 pesos (brutos).

Otro caso puede ser el de alguien que tiene deducción por hijos y no por cónyuge (algo bastante usual, porque el requisito para deducir es que la otra persona no tenga ingresos propios o que los que perciba sean muy escasos); en este supuesto, con un hijo a cargo el salario más bajo afectado por Ganancias es de 25.065 pesos (netos) o 30.199 pesos (brutos).

Para los jubilados, la ley dispone que -si por su patrimonio no están alcanzados por Bienes Personales o si lo están pero sólo por su vivienda- tributen cuando cobren un ingreso de por lo menos seis haberes mínimos: hoy eso equivale a 33.966 pesos.

Los autónomos, en tanto, mantendrán la distancia con los asalariados establecida hace años por ley; así, ahora pagarán a partir de una facturación promedio mensual de 8661 pesos si no tienen deducción por familiares, y de 16.770 pesos si se deducen cónyuge y dos hijos.

Cuánto se paga

El impuesto se cobra considerando el ingreso neto (ya descontados los aportes a la seguridad social) y una vez restados los montos no imponibles. Luego, se restan las deducciones posibles por diferentes gastos. El número resultante es el ingreso imponible.

Según cuál sea esa cifra, el contribuyente será ubicado en uno de los nueve escalones que tiene la nueva tabla de alícuotas (se agregaron dos y se llevaron las tasas más bajas del 9 al 5 por ciento y del 14 al 9 por ciento). Al haberse elevado los valores que definen en qué parte de la tabla se ubica alguien, se produce un alivio en la alícuota efectiva, es decir, en cuánto representa el impuesto como porcentaje del ingreso.

Hacia adelante…

A partir de 2018, cada año los montos del salario imponible y los valores de la tabla de alícuotas se ajustarán según la evolución del índice Ripte (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables).

 

aseguradorasBienes personales

Hacia 2015 tributaron quienes tenían un patrimonio gravado cuyo valor era de al menos $305.000; ahora ese valor se elevó a $800.000 y, además, se redujo la tasa de imposición.

La ley 27.260 dispuso modificaciones en el esquema del impuesto a los Bienes Personales. Los cambios abarcan a los años 2016, 2017 y 2018. Lo más sustancial es el aumento del valor del patrimonio alcanzado por el tributo y la baja de las alícuotas.

Quiénes pagan

Por el ejercicio fiscal 2016 se determinó que tributarán quienes al 31 de diciembre pasado tenían un patrimonio de por lo menos 800.000 pesos (considerando los bienes que están gravados y las normas de valuación vigentes).

La declaración y el pago del impuesto vencerán este año en el mes de junio, según una medida excepcional dispuesta por la AFIP (lo habitual es que esos vencimientos sean en el mes de abril) para facilitar las gestiones del blanqueo de bienes y capitales, cuyo vencimiento es el 31 de marzo.

La ley también definió que el monto de patrimonio a partir del cual se pagará el impuesto será de 950.000 pesos para este año (el vencimiento será en 2018) y de 1.050.000 pesos para 2018 (con pago en 2019).

Exentos por cumplir

La ley de blanqueo fiscal estableció un premio para los contribuyentes que cumplieron con sus obligaciones en los últimos años y que no tienen necesidad de sincerar la tenencia de activos, por haberlos declarado ya.

El beneficio tiene dos opciones (elegir una excluye a la otra): la exención de Bienes Personales por los años 2016, 2017 y 2018, o la exención de Ganancias del medio aguinaldo cobrado en junio de 2016 (en este segundo caso, se tramita una devolución del monto ya aportado).

La exención no es automática sino que debe tramitarse en la página web de la AFIP, cliqueando en la opción de servicios interactivos denominada “Sistema registral” y siguiendo los pasos que allí se indican; para hacer ese trámite hay tiempo hasta el 31 de marzo de este año.

Cuánto se paga

Por lo correspondiente a 2016 se pagará una alícuota única de 0,75 por ciento. Para el impuesto correspondiente a este año la alícuota será de 0,50 por ciento y para el de 2018, de 0,25 por ciento.

Hasta el año pasado la alícuota se aplicaba sobre el valor total del patrimonio gravado, mientras que ahora se considerará sólo lo que exceda del monto no imponible. Es decir, en el caso de este año, para lo que exceda de 800.000 pesos. De esta manera, alguien con bienes gravados por un millón de pesos en 2015, tributó 7500 pesos por ese período; si por 2016 se declara un patrimonio también de un millón de pesos, entonces el pago al fisco será de 1500 pesos.

Las valuaciones

Para saber cuánto se declara como valor de cada bien, en el caso de los inmuebles la ley indica que debe considerarse el precio de la adquisición o del momento de ingreso al patrimonio y descontarse una amortización del 2 por ciento anual; la cifra se compara con el valor fiscal que surge del impuesto inmobiliario cobrado por la jurisdicción donde está ubicada la propiedad. Y se toma el valor más elevado.

En el caso de los automóviles, al valor de compra se le descuenta un 20 por ciento anual y así, en el término de 5 años el bien queda amortizado y ya no tributa; el valor declarado del vehículo nunca puede ser inferior al que se consigna en un listado que cada año publica la AFIP.

Entre otros activos, están alcanzados por el tributo los bienes ubicados en el exterior, la tenencia de billetes, ya sea de pesos o de moneda extranjera; los saldos en cuenta corriente bancaria; los objetos de arte y antigüedades y bienes varios del hogar. También están gravadas las obligaciones negociables, las cuotapartes de fondos comunes de inversión y las acciones.

Hacia adelante…

En la primera propuesta que el Poder Ejecutivo presentó el año pasado al Congreso para modificar el impuesto a los bienes personales, se incluyó su eliminación para el año 2019. Sin embargo, eso no fue aceptado y el punto fue borrado del texto que se aprobó.

El futuro del gravamen, sin embargo, podrá ser considerado en la reforma tributaria amplia que la misma ley -la 27.260- dispone que deberá hacerse este año.

 

 

WhatsApp chat