Teamworks l Coworking Buenos Aires

Emprendedores y empresarios de distintas partes del mundo se han enfocado en analizar la dinámica entrepreneur, y con sus teorías también llegaron los mitos.

Si bien hay mitos auténticos, muchos otros no lo son, y desde el Martin Trust Center for MIT Entrepreneurship se encargaron de derribar aquellas falsas teorías que han aparecido con los años en el sector emprendedor.

Éstos son algunos mitos que el MIT analizó y rechazó:

 

emprendedores startupLos emprendedores no nacen, se hacen

No existe un gen especial en el emprendedor, todos pueden convertirse en profesionales independientes.

Según el MIT, este falso mito es peligroso, ya que “es un error y constituye una actitud derrotista”.

Existen múltiples cursos en los que se puede aprender lo necesario para lanzarse en la aventura de emprender un negocio. Las aptitudes de management, ventas y consumo de productos pueden adquirirse.

 

equipoNo hay emprendedores solitarios, hay equipos

Desde los medios se suele difundir una imagen solitaria del emprendedor. Suelen reconocerse a nivel internacional figuras solitarias, como si fueran héroes.

Sin embargo, al momento de indagar un poco en la historia de gran parte de las startups más exitosas, se encuentra un equipo fundador muy diversificado que ha llevado adelante el proyecto.

“Los equipos inician compañías y un equipo más grande puede incrementar las posibilidades de éxito”, destacó el MIT en su análisis.

 

emprendedorNo basta con tener carisma para ser un emprendedor exitoso

El carisma puede colaborar en el desarrollo de un negocio, pero no lo es todo. Este falso mito viene de una asociación general con los emprendedores famosos, como Steve Jobs.

Sin embargo, esta característica por sí sola no resulta sostenible.

Por sobre esta cualidad, los empresarios exitosos suelen contar con una visión o pensamiento sistemático, habilidades analíticas, ambición o capacidad de ejecución disciplinada.

 

emprendedor crisisLos emprendedores no aman el riesgo

La frase “el emprendedor ama el riesgo” puede escucharse frecuentemente en conferencias o eventos del sector de startups o tecnología.

Sin embargo, en la mayoría de los casos es casi lo opuesto. La mayoría de los emprendedores exitosos odian tener que dejar las cosas al azar.

Los grandes emprendedores prefieren llevar a cabo una toma de riesgos inteligente, es decir, maniobrar para eliminar la mayor cantidad de riesgo posible y tomar riesgos calculados en los que sienten que tienen una ventaja y donde creen que pueden influir en el resultado.