Teamworks l Coworking Buenos Aires

Ya lo sabemos de memoria. Internet, las nuevas tecnologías, los millennials, la conectividad, los smartphones, todo parece contribuir a la expansión del universo freelancer, casi como una nuevo hito en la historia del trabajo humano. A muchos les gusta hablar del tema como la uberización de la economía, un modo original de referirse a un fenómeno de conexión laboral en el que ni el Estado ni los gremios pueden intervenir, salvando el caso de los impuestos.

Junto con todas las condiciones que ofrece el medio tecnológico y su consecuente adaptación a la realidad, la aparición de plataformas exclusivas para trabajadores independientes resulta una variable clave hacia el desarrollo firme de un modelo de trabajo que, aunque lleve décadas de historia, recién ahora pareciera haber encontrado cierto reconocimiento.

Una de las mayores ventajas en las que reparan los creadores de plataformas online como Freelancer.com es que no solo resulta de una gran ayuda para quienes ofrecen sus servicios, sino también para las empresas, debido a que, a través del sitio elegido, pueden dar con la persona ideal -en términos literales- para el trabajo que necesitan. ¿Por qué? Porque el espacio de selección es el mundo entero. Por ejemplo, si una agencia de publicidad japonesa buscara un ilustrador con habilidades específicas, quizás solo lo termine encontrando en un argentino, un mexicano o un francés. De alguna manera, es como si las fronteras desaparecieran en el caso de los intercambios económico-laborales.

Y esto se supone que, de acuerdo con la lógica de estas plataformas, lejos de precarizar la economía independiente, tiende a profesionalizarla porque, en la competencia con otros, los profesionales deben ser cada vez más estratégicos y experimentados. En cierto modo, es el costo de la flexibilidad.

 

freelanceExperiencia freelancer en América Latina

– Latinoamérica es una de las regiones que más está creciendo respecto de la fuerza de trabajo freelance. En el caso de Workana, la mayoría de los usuarios son brasileños, argentinos (65.000) y mexicanos. De los 20 millones de registrados en Freelancer.com, el 20% son latinos y 200.000 argentinos.

– Según los datos de Freelancer.com, el top tres de empleadores en el mundo está encabezado por Estados Unidos, seguido por Canadá e Inglaterra, en segundo y tercer lugar. Los países con mayor número de freelancers en actividad son India, Bangladesh y Filipinas, debido a su densidad demográfica.

– Los usuarios más exitosos de la plataforma -una minoría- están ganando hoy un promedio de un millón de dólares al año.

– Desde el cambio de gobierno, con la flexibilización del sistema de pagos, la tendencia en Argentina, según Freelancer.com, es que cada vez más argentinos contraten profesionales del exterior. Junto con este movimiento, se percibe una curva en ascenso de argentinos contratando argentinos.

– La gran mayoría de los perfiles registrados en Freelancer.com y en Workana pertenecen al segmento de la generación millennial. En Argentina, representan el 74% de los usuarios.

– La experiencia, tanto desde Freelancer como desde Workana, indica que no necesariamente los usuarios son universitarios, sino jóvenes que suelen aprenderlo casi todo a través de cursos web o tutoriales de YouTube. Debido a que muchos de los trabajos solicitados requieren habilidades muy específicas, son conocimientos que se encuentran fuera de la estructura de una educación formal.

– Otra tendencia comprobada por las dos plataformas es el hecho de que la mayoría de los freelancers viven en ciudades pequeñas, alejadas de las capitales.

– La programación y el diseño web son las habilidades estrella de los freelancers argentinos.

– En el universo del freelancing se dice que Argentina es la capital de las traducciones, que los mejores del rubro son bien criollos. De acuerdo con Freelancer.com, los países europeos son los principales contratantes de traductores argentinos.

– El perfil freelance de los argentinos se define por las cualidades de innovación y creatividad.

– La ilustración y la escritura constituyen los otros dos pilares sobre los que se asientan las fortalezas de nuestro país.

– A diferencia de países como Paquistán o Indonesia, donde los freelancers se destacan por habilidades simples aptas solo para el procesamiento de datos, la Argentina se distingue por talentos difíciles de encontrar: esta es su competitividad estratégica.

– Un trabajo promedio se paga alrededor de US$ 164, aunque hay excepciones. Por ejemplo, el caso de una ilustradora que en el curso de seis meses ganó unos US$ 20.000.

Fuente: Brando