Teamworks l Coworking Buenos Aires

Los cambios en el Monotributo ya llevan más de un mes, sin embargo aún quedan algunas dudas o inconvenientes en la aplicación de las nuevas categorías.

Los aplicativos y sistemas de cobros aún no se encuentran plenamente operativos, por lo que la AFIP prevé que en estos primeros meses se generen diferencias involuntarias.

El organismo advirtió anomalías en la adaptación de los sistemas informáticos propios y ajenos a las recientes modificaciones sancionadas por la Ley 27.346, por lo que diseñó un simulador para que cada monotributista registrado en el régimen pueda conocer en qué categoría quedó comprendido y si tendrá deuda o crédito con AFIP.

Desde su página web, el organismo indicó que “si pagás con débito automático (en cuenta o tarjeta de crédito) o a través de homebanking estarás pagando los valores correspondientes a tu nueva categoría. Si pagás en banco o en otra entidad de pago presencial (Pago Fácil, Rapipago, Provincia Pago) es probable que en los meses de enero y febrero te cobren los valores desactualizados”.

 

monotributoQué hacer con la deuda del monotributo

Para aquellos que tengan una deuda generada por estos cambios tendrán tiempo hasta el 31 de mayo para regularizarla.

Según informó IProfesional, los técnicos de AFIP asumieron que las diferencias entre los valores de enero y que se repetirán en febrero se concentrarán exclusivamente en aquellos casos en los que el monotributista realiza el pago mensual de modo presencial, porque los valores del ticket que brinda el sistema no coinciden con la nueva categoría. En estos casos, la diferencia deberá ser saldada antes del 31 de mayo.

A través del sitio web del organismo y por medio del simulador se podrá conocer la “nueva categoría, los nuevos importes a ingresar y qué hacer si lo que cobró el banco o entidad habilitada no coincide con lo que debería haber pagado”.

Sin embargo, puede suceder que aquellos contribuyentes que se recategorizaron dos o tres escalones inferiores adviertan que les figura una deuda, cuando en realidad generaron un crédito involuntario.

En estos casos se asume que se reintegrará por medio de crédito en la cuenta bancaria declarada al organismo.