Teamworks l Coworking Buenos Aires

Se acerca la fecha de cierre del blanqueo de capitales, y la AFIP decidió permitir una nueva pauta para el sinceramiento.

La más reciente modificación permite que un bien que hasta ahora estaba registrado como propiedad de una sociedad, pueda ser declarado como parte del patrimonio de una persona física.

Con una interpretación más restrictiva de las normativas del blanqueo, el organismo recaudador no habilitaba hasta ahora que una propiedad fuera retirada del patrimonio de la sociedad cuando un accionista (que tenía declarada su participación) quería declararla a su nombre, según explicó al diario La Nación Alberto Mastandrea, socio de Impuestos y Legales de la firma BDO.

La diferencia entre tener algo declarado a nombre de la sociedad o de una persona física es que en el primer caso, si se vende el bien se debe pagar sobre el precio de la operación un 35 por ciento de impuesto, mientras que en cabeza de una persona física la carga fiscal en tal caso sería del 1,5 por ciento por la transferencia. Además, claro, al ingresar al blanqueo el accionista que registre el bien como propio deberá pagar la carga prevista, que es del 5 por ciento en el caso de inmuebles.

La novedad, que según los contadores representa una flexibilización para procurar una mayor adhesión al blanqueo, está publicada desde última hora de ayer por la propia AFIP en una guía de preguntas y respuestas sobre el blanqueo.

Concretamente, el organismo dice en su página web que “las personas humanas que tengan participación en una sociedad radicada en el país, podrán sincerar como propios los bienes que se encuentren a nombre de dicha sociedad, aun cuando tanto la participación accionaria como el bien estén debidamente declarados ante la AFIP”.

WhatsApp chat