Teamworks l Coworking Buenos Aires

Los ingredientes necesarios para tener una startup perfecta son varios. Entre ellos, incluye un producto innovador, un mercado que lo necesite y un emprendedor hábil.

Sin éste último, es muy probable que el proyecto quede finalmente trunco. Por eso es fundamental que todo emprendedor conozca sus capacidades y limitaciones.

Conocerse le permitirá explotar sus ventajas competitivas y a la vez trabajar en aquello en lo que necesite mejorar. Una vez que identifique qué tipo de emprendedor es, puede poner manos a la obra.

 

Tipos de emprendedor

Vamos a destacar algunos de los tipos de emprendedor que se pueden encontrar en el ecosistema entrepreneur. ¿Cuál sos?

– El intuitivo: Este tipo de empresario es el que basa gran parte de sus decisiones en su olfato profesional, su sexto sentido. Si te encontrás entre este tipo de emprendedores, es fundamental armar un equipo de trabajo que conozca a la perfección el mercado de tu proyecto, así ellos pueden aportar las certezas mientras te guiás por tu intuición.

– El de las oportunidades: También conocido como el “radar de oportunidades”, este tipo de emprendedor es aquel que está atento al mercado y sabe cuándo es momento de dar el paso e innovar. No le teme a los cambios y sabe cuándo es el momento propicio para aprovechar oportunidades.

– El persuasivo: En este grupo se ubican aquellos emprendedores cuya labia es envidiable, una de las virtudes del vendedor nato. Tiene pleno conocimiento y confianza en su proyecto, y cuenta con la habilidad de venderlo exitosamente. Esta especie de emprendedor es fácilmente reconocible en los eventos de networking.

– El especialista: Basa su vida profesional en la estrategia y el orden. Siempre sabe cuál es el paso a seguir y tiene planeado todo lo relacionado a la startup. El liderazgo le corre por las venas, y su sed por aprender y mejorar lo mantiene actualizado en el mercado.

WhatsApp chat