En los primeros pasos de la creación de las startups no todo es color de rosas. Las ventas no siempre alcanzan el punto deseado, e inclusive pueden generarse fuertes pérdidas.

Sin embargo, todo emprendedor debe contar con la habilidad de ser resiliente, tomar el fracaso como oportunidad y volver a tener el control.

¿No creés que eso sea posible? Entonces mirá los casos que destacan la BBC y La Nación.

 

Startups: Del fracaso al éxito

–  FedEx: La compañía estadounidense de mensajería no siempre fue tan exitosa como lo es actualmente. La empresa la creó Frederick W. Smith, en 1962, mientras estudiaba en la Universidad de Yale.

Tras lograr un moderado éxito en varios negocios, Smith decidió invertir todo su capital (4 millones de dólares) y, junto a otros 90 millones aportados por varios inversores, en 1971 fundó Federal Express. No obstante los resultados estuvieron lejos de los esperados.

La empresa comenzó a operar el 17 de abril de 1973 y estuvo a punto de entrar en bancarrota cuando llevaba pocos meses funcionando. Tras unos años de incertidumbre acumulando pérdidas millonarias, la compañía logró sus primeros beneficios en 1975.

Hoy en día es la tercera empresa de mensajería más grande del mundo -sólo por detrás de UPS y Deutsche Post- y brinda empleo a más de 400.000 personas. En 2016, su valor de mercado superaba los 7.700 millones de dólares, según la revista Forbes.

– ESPN: El 7 de septiembre de 1979 debutó en la televisión estadounidense la cadena deportiva ESPN, puesta en marcha por un padre y un hijo, Bill y Scott Rasmussen. Sólo dos años después, Bill Rasmussen fue apartado de la dirección de la compañía por culpa de los malos resultados cosechados en 1980 y 1981.

La cadena perdía dinero. Para mantenerla a flote, el entonces vicepresidente de la cervecera Anheuser-Bush convenció a su compañía de que invirtiera 1 de dólares millón en ESPN. Al año siguiente, invirtió otros 5 millones y a mediados de la década de 1980 ESPN comenzó a dar beneficios.

Actualmente la cadena domina el mercado de la televisión deportiva y está valorada en US$16.900 millones.

– Apple: Cuando Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne crearon Apple el 1 de abril de 1976 su idea era llevar las computadoras de uso personal a los hogares de Estados Unidos.

Al gran éxito logrado con los dos primeros modelos (Apple I y II) que lanzó al mercado le siguieron dos fracasos sonados: el Apple III y el Apple Lisa.

En 1984, Apple presentó el Macintosh, una computadora revolucionaria que, a pesar de la buena acogida inicial en EE.UU., no logró los resultados esperados y acabó generando tensiones dentro de la compañía.

Así que 1986 fue un año desastroso para Apple. Steve Jobs acababa de ser despedido y la línea de ordenadores perdía más dinero del que recaudaba. Es más, tras una década de altibajos, a finales de 1996 Apple seguía cosechando pérdidas millonarias.

Fue entonces cuando la junta directiva de la compañía decidió contratar de nuevo a Steve Jobs. De su mano llegó el iMac, la piedra de toque que a la postre revolucionaría el mundo de la informática.

Años más tarde, las computadoras portátiles, los reproductores de música iPod, los celulares iPhone y las tabletas iPad convirtieron a Apple en la marca más valiosa del mundo. Según Forbes, su valor de mercado es de 154.100 millones de dólares.

 

WhatsApp chat