Teamworks l Coworking Buenos Aires

La mente del emprendedor tiene múltiples temas dando vueltas al mismo tiempo, no suele parar. Sin embargo, como toda persona, también tiene días en los que tiene una mayor tendencia a colgarse, distraerse y perder el foco.

Por más que tenga mil objetivos en un mismo día, siempre hay un momento en el que su mente vuela lejos, se cuelga chusmeando las redes sociales o simplemente mirando cómo el viento mueve las hojas de los árboles del otro lado de la ventana.

Como estos momentos son casi inevitables, te acercamos algunos tips para que puedas enseñarle a tu cabeza a dejar de distraerse, y concentrarse en el objetivo.

 

¡Aprendé a concentrarte!

Los expertos se basan en tres principios fundamentales para poder mantener una mente activa y concentrada.

En primer lugar, se refieren a la correcta alimentación e hidratación. La autora de “El arte de la concentración”, Harriet Griffey, asegura que salir de casa sin desayunar generará un aumento en la adrenalina, lo que te producirá la sensación de cansancio. Así que para incrementar tu productividad y mantenerte atento, lo mejor es combinar proteínas con carbohidratos y tomar agua en abundancia.

Por otro lado, la profesora de psicología de la University College of London, Nilli Navie, asegura que imponerse deliberadamente algunas distracciones, algún recreo para hacer otra actividad, reduce las chances de distracción. Esta teoría conocida como “Load theory” se basa en que la atención es un recurso limitado, entonces si se llena cada espacio con alguna tarea, no va a quedar lugar para otra clase de distracción.

Por último, es importante que el emprendedor pueda hacer una pausa, cambiar de escenario y salir a dar una vuelta. Cambiar de ambiente ayuda a liberar estrés, y si el paseo se puede dar en un espacio verde, mejor aún. Conectarse un ratito con el aire libre es de gran ayuda a la concentración y también a reducir la ansiedad.