Teamworks l Coworking Buenos Aires

Son muchos los profesionales que, hartos de la relación de dependencia, deciden apostar por un proyecto freelance y ponerse al frente de su propio emprendimiento.

Si estás entre ellos, te recomendamos que contemples las ventajas y desventajas del profesional autónomo antes de unirte a sus arcas.

 

La realidad del mundo freelance

Como todo en este mundo, el freelance también tiene un yin y su yang, sus pros y sus contras, sus ventajas y desventajas. Y todo esto hay que tenerlo en cuenta.

Dos de los principales puntos a favor – y los más buscados o envidiados – son la flexibilidad y la independencia.

El hecho de “ser tu propio jefe” no es un detalle menor. La posibilidad de tomar tus propias decisiones es un fuerte incentivo para volcarse al freelance. Esto implica además imponerte un ritmo propio de trabajo, en el lugar que más te guste y trabajando de la manera que consideres más efectiva.

Por otro lado, la variedad y diversidad de proyectos permite que el freelancer tenga múltiples ingresos y pueda adquirir nuevas habilidades y expertise en diferentes áreas.

Sin embargo, no todo es color de rosa en el mundo del freelance. También tiene sus fuertes desventajas, como puede ser la carencia de un sueldo fijo.

El freelancer debe saber también que la independencia trae consigo mucha voluntad de trabajo, ya que implica hacerlo desde la comodidad de tu casa. Esto quiere decir que si no tenés fuerza de voluntad, las distracciones van a ser demasiadas y te va a resultar más difícil terminar tus objetivos del día.

Además, el trabajo freelance suele ser solitario. Si bien vas a interactuar con tus clientes o proveedores, la mayoría del tiempo vas a estar trabajando a solas.

De todas maneras, estos puntos en contra pueden ser fácilmente revertidos cuando el trabajo se lleva a cabo desde espacios de coworking, ya que obligan al freelancer a salir de su zona de confort y relacionarse con otros coworkers.

WhatsApp chat