Teamworks l Coworking Buenos Aires

El actual CEO de Magnetic, James Green, ha tenido que enfrentar diversos obstáculos –incluyendo ser despedido por Steve Jobs– para poder alcanzar el éxito. Y como la resiliencia es una característica necesaria para todo emprendedor, acerca su experiencia y consejos para los hombres de negocios.

Conocé su historia y prestá atención a los tips que dio a Entrepreneur Insiders para conseguir inversores para una startup.

Las cosas no marchaban bien para James Green a finales de los ’90. Si bien el boom tecnológico estaba en pleno esplendor, su vida laboral parecía no ir por la misma senda cuando el mismísimo Steve Jobs lo despidió de Pixar Animation Studios, donde se desempeñaba como vicepresidente de Marketing y Nuevos Negocios. Sin embargo, Green logró superar estos obstáculos, actualmente es el CEO de Magnetic, compañía de retargeting, y escribió una serie de consejos para emprendedores en la plataforma Entrepreneur Insiders.

Aunque tenía experiencia trabajando en grandes empresas como The Walt Disney Company, en la que llegó a ser el gerente General del mercado japonés, Green no había sentido el espíritu emprendedor en su interior hasta que la necesidad lo hizo despertar. “Mi visa estaba a punto de expirar y todo mi dinero se había ido. Por suerte tenía unos amigos australianos que estaban comenzando un negocio de ad-serving”, relata el ejecutivo. Fue así que para hacerse un lugar en el emprendimiento tuvo que invertir el dinero que le quedaba, conseguir tres clientes y recaudar US$ 1 millón.

Un año y medio después, el emprendimiento que fundó con sus amigos fue vendido a 24/7 Real Media por US$ 70 millones. Luego de varias experiencias al frente de diferentes compañías, Green asegura que la transparencia es una de las claves a la hora de pitchear tu proyecto a los inversores.

“Lo mejor es darles las malas noticias lo más rápido que puedas para que no lo averigüen por su cuenta o descubran que la situación viene siendo mala pero no les dijiste nada”, afirma el emprendedor.

Para Green, la confianza es uno de los pilares en los que tiene que construirse la relación con los inversores. “El error más común de los emprendedores a la hora de hablar con nuevos inversores es dar números de ventas de los cuales no están seguros que sean correctos”, señala. Y agrega: “De esta manera envenenás la relación, es una pésima manera de empezarla”.

Según el CEO de Magnetic, lo mejor es ir con la verdad desde la primera reunión. “Entonces, cuando el inversor indague un poco más, no descubrirá nada que yo no le haya dicho”, explica.

Evitar dar datos engañosos sobre los números de la compañía y no prometer un dream team cuando aún no fue contratado son algunos de los consejos de Green para evitar que los potenciales inversores “te atrapen” luego. Según el empresario, otro de los puntos importantes para convencerlos es entusiasmarlos con tu idea.

“Pienso en retrospectiva lo que realmente me sirvió a la hora de pitchear y lo más significativo es recordar que estás lidiando con personas”, concluyó.

 

Fuente: Apertura