Teamworks l Coworking Buenos Aires

La resiliencia o resistencia al fracaso es, sin dudas, uno de los ingredientes esenciales para que los emprendedores puedan alcanzar el éxito con sus proyectos.

Por este motivo, se hace foco en el ejemplo popular de que no todos los entrepreneur exitosos han tenido siempre la misma suerte. ¿Te imaginás quiénes se chocaron contra la pared en el primer intento?

 

Antes del éxito, el fracaso

El primer ejemplo es nada más ni nada menos que Stephen King. ¿Te sorprende? El escritor  e inspirador de las mejores películas de terror también empezó con el pie izquierdo. De hecho, su primera novela no fue rechazada sólo una vez, sino que no menos de 30 veces.

Finalmente se dio por vencido y decidió tirar su creación al tacho de basura. Fue gracias a su esposa que King logró olvidar el pésimo comienzo y seguir trabajando en su novela. De lo contrario, jamás hubieses conocido la historia de Carrie.

Otro claro ejemplo es el de Thomas Alba Edison, con un record de fracasos en su haber. Llegar a su mayor éxito, la bombita de luz, le costó miles de fracasos.

Sin embargo, su explicación a este proceso fue muy simple y se convirtió en el slogan de los emprendedores: “No he fallado, simplemente he encontrado 10 mil formas que no funcionan”.

Walt Disney es también un caso de resiliencia clásico para todos los emprendedores. Al principio de su carrera, fue despedido de un diario por no ser “suficientemente creativo”. Pero no fue su único fracaso: Sus dibujos del ahora emblema Mickey Mouse fueron rechazados porque consideraban que podían “asustar a las mujeres”.

Las críticas nunca afectaron a Walt, quien decidió continuar con su proyecto, y gracias a su perseverancia se ha convertido en una marca, un parque de diversiones y un ícono mundial de la infancia.

Éstos son apenas tres casos de la innumerable cantidad de emprendedores exitosos que debieron enfrentarse al fracaso para poder dar a conocer su proyecto. Lo que hay que aprender es que siempre habrá obstáculos en el camino, la clave está en superarlos y seguir adelante sin dudarlo.