Teamworks l Coworking Buenos Aires

En el mundo de los emprendimientos y las empresas unicornios no sólo reinan los hombres. Si bien el mundo de los negocios todavía es mayoritariamente masculino, desde hace varios años las mujeres han ido ganando terreno.

Ya sea inventando productos, emprendiendo por su cuenta y fundando sus propias empresas, existen cada vez más mujeres que impulsan sus productos y alcanzan facturaciones millonarias.

Conocé a dos de estas grandes emprendedoras…

 

La reina del cristal

Zhou Qunfei (46) es considerada la mujer más rica de China y de Asia. Su fortuna está valuada en US$ 6.400 millones y la llaman la “Mobile Glass Queen” (la reina del cristal móvil) porque es la fabricadora del cristal que se utiliza en la pantalla de los iPhone o Samsung Galaxy.

Su madre murió cuando ella tenía 5 años y su papá quedó ciego tras un accidente laboral. Ella decidió dejar su pueblo natal y buscar otro camino: “En mi aldea muchas chicas no iban a la escuela. Se casaban y pasaban el resto de su vida en el mismo lugar. Yo elegí los negocios y no me arrepiento”, dijo en una entrevista.

Consiguió trabajo en una planta de procesamiento de vidrio, pero eran tantas horas de trabajo sin aprender nada nuevo que decidió renunciar y escribió en una carta agradeciendo la oportunidad que le habían dado. Como respuesta, sus jefes le ofrecieron un ascenso a una división recién creada y se quedó.

Durante años aprendió los secretos del vidrio y aún hoy se sienta junto a sus operarios a corregir errores y dar indicaciones. Siguió ascendiendo hasta convertirse en directora de producción y luego fundó su propia empresa en 1993. Hoy Lens Technology suministra pantallas de vidrio para laptops, tabletas y dispositivos móviles a empresas como Apple.

 

La revolución de la limpieza

Agotada de las tareas de limpieza en su casa, la estadounidense Joy Mangano (61) inventó un instrumento para limpiar los pisos que se podía escurrir sin necesidad de mojarse las manos. Invirtió todos sus ahorros y pidió prestado otro tanto de dinero para llevar su “trapeador milagroso” (Miracle Mop, en inglés) a más hogares.

En 1992, con 33 años y madre soltera de tres hijos, logró ofrecerlo por televisión y en la primera media hora después del anuncio vendió 18.000 unidades. Desde ese momento no dejó de triunfar.

Diez años después, los Miracle Mop ya generaban ganancias anuales de US$10 millones. Creo su propia empresa, Ingenious Designs, e inventó otros productos para el hogar, pero su trapeador sigue siendo su producto comercial más emblemático. Su historia fue llevada al cine en 2015 interpretada por Jennifer Lawrence.

“Creo que mis productos fueron exitosos porque apelan a lo masivo y la gente se identifica. Yo soy como cualquier otra persona, soy madre, trabajo, tengo cosas que organizar. Todos tenemos necesidades similares y yo les doy respuesta”, explicó la emprendedora.

 

Fuente: Apertura

WhatsApp chat