Detrás de toda gran startup, hay un excelente equipo de trabajo. Lo que muchos no tienen en claro es cómo armar ese dream team que lo ayudará a encaminarse al éxito.

Desde ya, es casi imposible que un negocio pueda desarrollarse de manera unipersonal. O al menos no es algo que suene muy sano. Siempre llega ese momento en el que hay que comenzar a delegar tareas y buscar a las personas idóneas para realizarlas. Y aquí yace un gran problema: Encontrar una persona que se complemente a la startup.

Por eso, armar el equipo no es tarea simple. Tené en cuenta estos puntos antes de ponerte el traje de DT de tu emprendimiento.

 

Armá el equipo de tu startup

Si bien hay muchos puntos que no se pueden deducir en una entrevista laboral, confiá en tu instinto y no pienses sólo en buscar personas que puedan cumplir con las tareas del día.

Tené en cuenta que vas a pasar varias horas al día con tu equipo. Los vas a ver más que a tu familia o amigos, así que asegurate de buscar personas que te generen confianza, que tengan una actitud positiva frente al trabajo y a la vida.

Si por error contratás a alguien que vive en la negatividad, es muy probable que le contagie esa mala onda al resto del equipo, y a tu startup.

Por otro lado, prestá atención a cómo hablan de las tareas que más les gusta hacer. Si sumás a tu equipo a una persona apasionada y que disfruta de su trabajo, ya tenés un primer paso dado.

Eso sí, una vez que comience a trabajar en tu startup, está en vos mantener viva esa pasión e incentivar al equipo para que sigan disfrutando incluso en los momentos más complicados. ¿Cómo? Conocé sus hobbies, compartí tiempo fuera de la oficina con ellos. Además de los incentivos salariales, ofrecele a tu dream team un extra que los potencie.

Un cliché de las entrevistas laborales es el “¿dónde te ves dentro de cinco años?”, pero lejos de ser una pregunta sin sentido, te puede ayudar bastante para encontrar a la persona ideal para tu startup.

Con esta pregunta vas a conocer las metas personales y profesionales del entrevistado, y si éstas están en línea con los objetivos de tu emprendimiento, va a tener un punto importante a favor.

De todas maneras, lo más importante al momento de armar tu equipo de trabajo es no desesperarse. En el afán de empezar a delegar tareas críticas, puede que elijas a una persona que en realidad no va mucho con tu perfil, y mucho menos con el de la empresa.

Entonces, si pasan los entrevistados y aún no te cierra ninguno, seguí tu instinto, ármate de paciencia y seguí buscando. Mejor demorar un poco más el armado del equipo que contratar personas que terminarán siendo contraproducentes para tu startup.

WhatsApp chat