Teamworks l Coworking Buenos Aires

Mark Cuban es un multimillonario estadounidense, dueño de Dallas Mavericks de la NBA, de los cines Landmark y Magnolia Pictures. Además es juez del reality sobre emprendedores de ABC, Shark Tank. Hombre de negocios e inversor, su fortuna esta valuada en 3.000 millones de dólares. Pero uno de sus consejos fundamentales sobre emprender que le dio al medio CNBC difiere de los que se suele escuchar de la boca de emprendedores y millonarios.

“Es mentira que hay que perseguir las pasiones”, asegura Cuban. “Es lo que todos dicen pero no es el camino del éxito”, explicó. ¿Por qué? Según Cuban, lo que a uno le apasiona no es siempre en lo que uno se destaca. “A mí me solía apasionar el baseball, pero me di cuenta que no tenía ni la altura ni la velocidad necesaria. Por lo tanto nunca iba a poder ser un jugador de baseball profesional”, relata.

Por lo contrario, Cuban explica que hay que prestarle atención a lo que uno le dedica tiempo y emprender ahí. “Las cosas a las que uno le dedica tiempo son por lo general en las que uno es bueno. Y uno es bueno porque le pone esfuerzo. La gente habla de las pasiones pero no es donde uno debería poner el foco, lo que hay que preguntarse es: ¿en qué estoy invirtiendo mi tiempo?”, explica. “Cuando sos bueno en algo, lo disfrutás. Cuanto más tiempo le dedicás, te gusta todavía más y te volvés mejor en eso. Entonces recomiendo que no sigan sus pasiones, sigan su esfuerzo”, concluye.

Por su parte, Jeff Chapin, cofundador de la compañía de blaquería Casper coincide y llama a la pasión un “capricho”.

“Muchas veces cuando te dicen que sigas tu pasión, implica seguir tu hobbie y la realidad es quizás terminás arruinando tu hobbie por convertirlo en tu trabajo”,  explica Chapin. En vez, recomienda identificar algún problema en el que se tenga alguna ventaja para resolver. “Encontrá cosas en la que puedas ser exitoso rápido. No intentes lograr la paz mundial, empezá con algo chico a nivel local”, concluye.

 

Fuente: Apertura

WhatsApp chat