Teamworks l Coworking Buenos Aires

Si bien no hay una receta para el éxito al momento de emprender o comenzar a desarrollar una startup, sí existen los tips de lo que no hay que hacer.

Emprender no es tarea fácil, vas a pasar por momentos turbulentos y de incertidumbre, por eso hay que estar preparado para afrontar las adversidades.

Una manera de hacerlo es evitando caer en los errores clásicos, así que tené en cuenta estos tips…

  1. Emprender solo: Si bien al momento de dar los primeros pasos en el sector entrepreneur no se suele contar con un gran presupuesto, considerá armar un pequeño equipo con gente de confianza, que conozca la situación de desarrollo del proyecto y tenga ganas de sumarse. Tené en cuenta que vas a necesitar abarcar múltiples áreas en tu startup (finanzas, diseño, comunicación y administración, entre otras) y no siempre vas a dar abasto o a conocer cómo se realizan esas tareas.
  2. Más expectativa que realidad: Otro gran error que no deberían cometer las startups es generar más expectativas de las que son capaces de cumplir. En el afán de querer contentar a potenciales inversores o socios, el emprendedor puede vender erróneamente su proyecto. Nunca olvides que tenés que vender realidad y no falsas proyecciones de tu producto.
  3. Carecer de un plan de negocios: Una de claves esenciales para el éxito de un emprendimiento es tener un plan de negocios. La organización en medio del caos de una startup permite que puedas conocer el estado y avance del proyecto, y poder adaptarlo a lo que se viene. En ese plan vas a plasmar los objetivos, la estructura, los presupuestos para cada tarea.
  4. No tener un plan de comunicación: Así como es fundamental un plan de negocios para administrar el emprendimiento, también resulta de vital importancia establecer una estrategia de comunicación. Este plan se suele dejar siempre para último momento y con poca atención, lo que puede generar un problema al momento de transmitir la personalidad de la marca a los potenciales clientes.
  5. No tener un plan B: Todo emprendedor tiene que tener un as bajo la manga, un escenario alternativo para sobrellevar cualquier adversidad o dificultad que deba enfrentar. Los primeros años de desarrollo de un emprendimiento son difíciles, y hay que estar preparados para todo tipo de cambio.

WhatsApp chat