Teamworks l Coworking Buenos Aires

Si bien pareciera que algunos emprendedores nacieron con técnicas implacables de negociación, no todos tienen la clave para alcanzar el éxito. Para convertirte en un excelente negociador, es necesario aprender ciertas tácticas que muchos a veces olvidan.

Negociar implica tener en claro nuestros objetivos sin dejar de escuchar a la otra parte, y tener la capacidad de reformular o adaptar levemente la propuesta de ser necesario.

Por eso te acercamos unos tips que pueden serte muy útiles para resultar victorioso al momento de una negociación importante.

 

Cinco claves de la negociación

Ser un gran negociador lleva tiempo, práctica y paciencia. Tené en cuenta estos tips para lograr una estrategia victoriosa:

  • Preparate: Al momento de enfrentarse a una negociación, hay que estar preparados. Identificá quiénes son las personas que estarán involucradas, cuál es su negocio, por qué puede interesarles aquello que les estés por ofrecer. Conocé tanto las fortalezas y debilidades de ellos, como las tuyas y las de tu emprendimiento.
  • Analizá la oferta inicial: Los primeros pasos en una negociación dejan en claro cuánto más vas a poder jugar con la oferta, así que hay que estar atento a los detalles expuestos. La oferta inicial brindará un precio, un trabajo propuesto, términos y condiciones, garantías, etc. Tené en cuenta cómo estos pueden aportar a largo plazo, y si hay alguno que deba modificarse.
  • Confianza sin ego: Si bien hay que estar confiado al momento de negociar, es fundamental evitar que tus emociones se conviertan en protagonista. Dejar el ego atrás va a permitir que puedas pensar objetivamente y con claridad. De esta manera, vas a poder reconocer más oportunidades y retirarte con un balance positivo.
  • Prever los posibles escenarios: Al momento de la preparación, es esencial prever los escenarios posibles de la negociación. Pensar en todas las opciones de lo que puede pasar te va a ayudar a reducir el estrés, y a estar preparado para todo.
  • Retirarse sin un trato: Si comenzás una negociación con la capacidad de retirarte sin haber cerrado el trato, vas a tener una tranquilidad extra que va a potenciar tus argumentos y alejar el nerviosismo. Este punto está estrechamente con el anterior, ya que es el ego el que insiste en que el éxito en una negociación es obtener algo a cambio. Tener en claro que todo implica una oportunidad, incluso si se deja una puerta abierta, es definitivamente una fortaleza en las tácticas de negociación.

 

WhatsApp chat