Teamworks l Coworking Buenos Aires

¿Cómo se crea un Silicon Valley en la Argentina? ¿Qué talento, cantidad y calidad de emprendedores son necesarios para generar un cambio en la economía y la sociedad local? La disruptora invitada, Silvia Torres Carbonell, directora ejecutiva del Centro de Entrepreneurship del IAE (que algunos bautizaron “la mamá emprendedora”) dijo que el fenómeno emprendedor es multifacético, multidisciplinario y complejo y se refirió a las condiciones necesarias para que se expanda y sea de impacto.

“La primera es que haya individuos con la pasión, motivación y capacidades para emprender. La segunda es que abunden las oportunidades de mercado, con problemas a solucionar, necesidades a cubrir y buenas propuestas de valor para hacerlo. La tercera condición es el reconocimiento social a la acción del emprendedor, que se traduce en una valoración de la empresa y del empresario como una célula vital de la sociedad. Por último es que haya un ecosistema integrado por una serie de jugadores públicos y privados que constituye lo que se llama el oxígeno, para que esos nuevos jugadores no solo nazcan sino que puedan respirar y desarollarse”.

Habló acerca de los resultados del Global Entrepreneurship Monitor, que mide la actividad emprendedora en más de 100 países que dicen que la creación de nuevas empresas varía muchísimo dependiendo el grado de desarrollo de cada país. “Sorpresivamente, los países desarrollados tienen tasas de actividad menores que los países en vías de desarrollo” y aclaró que los países en subdesarrollo son quienes más actividad tienen. La pregunta es: ¿qué importa más, la calidad o la cantidad de los emprendimientos?”

Para Lorena Suárez, que dirige Wayra Argentina, la calidad está primero. “Wayra se dedica a invertir en emprendimientos digitales, que sean de alto impacto y de crecimiento exponencial, para que sean referentes en los mercados donde operan y puedan competir con el mundo. Hay una ventana de oportunidad para crecer muy rápido y tomar una posición dominante en el mercado donde se esté”. Muchos emprendedores chiquitos haciendo pequeñas empresas digitales no sobreviven a la competencia, explicó, y además la escala es fundamental para mejorar.

De la misma manera, Alec Oxenford, confudador de OLX y Letgo habló acerca de como internet permite pensar de más allá de las rayas de los mapas. “Se eliminan las barreras porque es el mismo costo y esfuerzo chatear con alguien que está al otro lado del mundo que con quien está en el piso de abajo”. La CEO invitada, Mariel Fornoni, socia directora de Management and Fit preguntó vía video cómo se puede hacer para que los emprendedores mejoren el acceso a fuentes de financiamiento. Para Suárez, a la Argentina le falta mucho para ser un “mercado maduro” en relación a la disponibilidad de capital y las fuentes de financiamiento para desarrollar nuevos negocios. “Por más que los montos de inversión se vienen duplicando cada año”. Además, agregó: “Empezamos a tener un camino positivo con la ley de emprendedores, que permite generar un marco para que emprender sea más fácil y fomenta el desarrollo tanto de aceleradoras como fondos”.

Otra fuente de capital está en la parte social. Fernando Storchi, fundador de Megatlon, habló de la importancia de los buenos vínculos para potenciar negocios. “Las organizaciones como Endeavor apoyan, difunden, animan a los emprendedores a lo ancho y largo del país. Tienen una red de cobertura grande, entienden la problemática que muchas veces es similar para otros en una misma situación, por ejemplo, a la hora de armar un plan de negocios o presentar el proyecto en sociedad”.

Estuvo de acuerdo Martín Fidani, director y CEO de Grupo ENA: “El networking es una gran herramienta que da valor agregado en tu compañía. Hay un tema cultural que aporta Endeavor y es llevar a los emprendedores a ver un paso más, a entender que se puede escalar con financiamiento, y si querés pasar de pymes a empresas que generen impacto, se necesita el gerenciamiento y capital, con obligaciones negociables, fondos y series de mayor ticket”, explicó.

Otra pregunta apuntó al tema del talento: ¿cómo se encuentra el correcto? Para Cornejo, la respuesta es encontrar a quien se apasione con el propósito del proyecto. “Sobretodo con quien hace la curaduría de nuestras obras; quien hace la selección dejó de lado su vida personal en pos de sumarse a este emprendimiento”.

Para Storchi, la marca empleadora se construye a lo largo del tiempo, lleva madurez y tiene un fuerte elemento cultural. “Hoy somos más de 1600 personas y empezamos con cero, la gente que maneja nuestras sucursales no fue traída de afuera, todos empezaron dentro de los gimnasios, como por ejemplo en la recepción, y eso es muy motivante. Fueron emprendedores dentro de la misma compañía y todos saben que hay oportunidad, trabajamos mucho en la equidad e igualdad de oportunidades”. Sumó que es fundamental compartir el propósito que en su caso es el de “impactar positivamente a la gente”.

 

Fuente: La Nación

WhatsApp chat