Teamworks l Coworking Buenos Aires

El crecimiento sostenido del freelance refleja el boom a nivel mundial del trabajo independiente. Cada vez son más los profesionales que optan por una jornada flexible, por tener el control sobre el desarrollo de sus proyectos, y mayor libertad laboral.

Sin embargo, muchos se encuentran con una problemática: así como el trabajo freelance es fluctuante, también lo son sus ingresos. Por este motivo, es fundamental aplicar una organización financiera firme.

 

Ahorro en tiempos de freelance

Tenemos algunos tips básicos para que tengas en cuenta:

–  Espacios: Al momento de desarrollar un proyecto freelance, tenés que considerar cuáles serán tus gastos fijos. Uno de ellos es el espacio donde vas a llevar el día a día. Analizá qué le conviene más a tu proyecto y a tu bolsillo: quedarte en casa, ir a un bar, tener una oficina o trabajar desde un coworking.

– La nube: En la actualidad, casi que ya no se usa tener archivos impresos. Tratá de evitar gastos básicos como papel y tinta cuando no lo necesites. Aprovechá los variados servicios de la nube que te permiten tener todo al alcance de tu mano y de manera online.

– Presupuestos al día: Para el sector freelance es de vital importancia mantener una organización metódica de los gastos. Por más que resulte agotador al principio, evitá olvidarte los ingresos y egresos diarios, e imponé un tope de gastos para afrontar de manera mensual. Este no es un detalle menor, ya que te va a permitir prever con tiempo aquellos egresos mayores y no tan comunes.

– Herramientas gratuitas: El trabajo freelance tiene una gran herramienta a favor, las redes sociales. Son aliadas para la difusión del proyecto y cuentan con estadísticas disponibles de manera gratuita. Aprovechá que tenés estos beneficios gratuitos online para medir la recepción e interacción de tu producto o servicio en todas las plataformas.

 

 

WhatsApp chat