En la vida profesional, lo que más importan son los contactos. Éstos son los que abrirán puertas y posibilidades, sobre todo en el sector emprendedor. Por eso, para ampliar tu red, tenés que apelar al networking.

Esta práctica permite expandir tu red de contactos y dar a conocer a tu startup en ámbitos desconocidos. Es la herramienta que te va a permitir llegar a nuevos potenciales socios, proveedores, clientes e, incluso, inversores.

Pero el networking no es solo la acción de entregar tu tarjeta personal en un evento. Es mucho más que eso.

 

Expertos en networking

Para potenciar tu capacidad de networking, te recomendamos que tengas en cuenta estos tips:

Más que conexión: Existe una diferencia entre conectar y “networkear”. Para tener un networking efectivo, tu flamante contacto no debe ser sólo un nombre más en tu red de LinkedIn. Para que la conexión sea realmente importante, ambos tienen que saber quién es y qué hace cada uno, conocer su formación y objetivos a mediano y largo plazo. De lo contrario, el potencial contacto quedará archivado y sin futuro.

Radar afilado: No cualquier evento de networking es para vos. Tenés que tener el radar bien enfocado para identificar cuáles son los que verdaderamente pueden potenciar tu emprendimiento, y no perder el tiempo. Para eso, definí cuáles son los rubros que pueden serte útiles.

Win-Win: Para que el networking sea efectivo, tenés que tener en cuenta que ambas partes tienen que resultar beneficiadas. Transmití credibilidad y enfocate en reconocer qué es lo que está buscando el otro que vos podés proporcionarle. De esta manera, ambos estarán interesados en continuar contactados para futuros negocios.

Mensaje concreto: No pierdas tiempo explicando toda tu vida. Para un networking efectivo tenés que ser claro y conciso. Si se da la oportunidad para extender el relato, entonces si podés hacerlo. Lo importante es que seas concreto al informar sobre tu startup y sus objetivos.