Teamworks l Coworking Buenos Aires

El trabajo freelance continúa en alza a nivel mundial, ya que permite manejarse de manera autónoma, desde el espacio físico que una prefiera y con los horarios en los que cada uno se sienta más productivo.

Además, ser freelancer implica mantener distintas fuentes de trabajo al mismo tiempo, y sostener variados proyectos a gusto.

Si bien es común asegurar que el trabajo freelance no involucra jefes, de alguna manera no es tan cierto. En este tipo de dinámica laboral se tienen “múltiples jefes”. Son aquellas personas que entregan la tarea a realizar, son quienes imponen un deadline de entrega, son quienes volverán a buscarte para que realices una nueva labor en el futuro.

Entonces, ¿cómo se puede lidiar con los múltiples jefes sin morir en el intento?

Para empezar, una clave para no enloquecer es que todas las personas con las que trabajás sepan que no sólo estás lidiando con su proyecto. Tu tiempo vale oro y sólo vos sabés cómo administrarlo.

Es conveniente dejar esto en claro de manera respetuosa. Tus jefes o clientes no son tus amigos, no es algo personal. Tu trabajo solo requiere simplemente que seas responsable. Por eso es fundamental dar a conocer con cuánto tiempo contás para dedicarle a cada proyecto.

Por otro lado, en la vida freelance la organización es la reina. Tanto como para delimitir tus horarios de trabajo, como para enfocarte en las tareas que realmente son prioridad, vas a necesitar mantener un orden.

El desorden es el peor enemigo del trabajo autónomo, así que dedicate a organizar tus jornadas.

Otro punto necesario es tener noción de tu trabajo. No lo regales, valoralo y hacé que tus jefes lo valoren. Es dificil ponerle un precio a una labor, pero es hora de hacerlo. Superá el miedo a tirarte a menos por perder un trabajo, una vez que conocés el mercado y tus tiempos va a ser mucho más simple.

 

WhatsApp chat