Teamworks l Coworking Buenos Aires

La Argentina no se mantiene ajena a la revolución de la cadena de bloques. Su provincia más austral y considerada polo tecnológico, Tierra del Fuego, se ha sumado a la fiebre del Bitcoin.

Una empresa local invirtió 8 millones de dólares para instalar en esta provincia sus operaciones de minería de criptomonedas, y apuntan a transformar este polo tecnológico en un nuevo hub blockchain, según informó InfoTechnology.

La compañía en cuestión es BitPatagonia, una empresa enfocada en la tecnología de a cadena de bloques, fundada por Miguel Klurfan, Walter Salama y Diego Pando. La inversión para armar dos “granjas” de criptomonedas es de más de 240 millones de dólares. Las ciudades elegidas: Ushuaia y Río Grande.

Este tipo de práctica consiste en poner computadores a trabajar al servicio de una red descentralizada. Lo que hacen es probar combinaciones y resolver cálculos matemáticos en busca de un resultado que se adecúe a las necesidades de la red.

“Solo el primero que lo encuentre recibe la recompensa y si todos lo hacen de forma individual resulta similar a una gran lotería virtual. Es por esto que BitPatagonia, al igual que la mayoría, le provee su capacidad de procesamiento a un colectivo de mineros llamado pool”, explica la publicación.

Esta clase de redes son las que justamente sostienen sistemas como Bitcoin y representan un enorme consumo energético que puede alcanzar hasta el 90% de los gastos del negocio.

El CEO de BitPatagonia, Klurfan, detalló que “actualmente, la empresa tiene una capacidad instalada de seis megavatios hora, mientras que la red global Bitcoin consume, según el índice que publica Digiconomist, 73 terawatts hora, casi 15 millones de veces más.”

¿Por qué Tierra del Fuego? Klurfan asegurò que “en Canadá, la instalación era plug and play, ya cuentan con todo lo necesario para montar una operación así, pero nuestra primera decisión fue no invertir la plata afuera del país”.

Además, el clima de la provincia permite refrigerar las instalaciones de forma natural y no resulta necesario forzar toda la circulación del aire para evitar las altas temperaturas.

 

WhatsApp chat