Teamworks l Coworking Buenos Aires

Errar es humano, y aprender de los pasos en falso es la clave del sector entrepreneur. Los emprendedores amateur se enfrentan a incontables situaciones que pueden atentar contra su proyecto.

Los expertos insisten con que el fracaso es una parte esencial del aprendizaje y crecimiento de todo profesional. De todas maneras, te acercamos un par de los clásicos que suelen suceder en el sector entrepreneur para que tengas en cuenta (e intentes evitarlos).

¡Atención emprendedores!

El primer error clásico es la falta de compromiso. Si no estás 100% seguro de que tu proyecto vale la pena, de que podés tolerar los primeros meses de pérdida o de que estás listo para enfrentar cualquier obstáculo, entonces no es el momento de emprender. Lanzar un proyecto propio requiere de mucha energía y resiliencia. Si no te comprometés con tu causa, probablemente no alcances el éxito.

Por otro lado, tenés que tener un modelo y un plan de negocio.. Es lo que te va a permitir identificar las bases y columnas de tu negocio, y lo que te va a garantizar el ingreso de dinero.

Un error muy frecuente es perder el foco en las ventas. El producto o servicio de tu emprendimiento es la estrella del proyecto, pero si no lo sabés vender no va a llegar muy lejos. Tener en vista las ventas te va a permitir discernir qué es lo que buscan o necesitan tus potenciales clientes, y cómo adaptarlo a tu proyecto.

Al momento de lanzar un producto, los emprendedores muchas veces se centran en la implementación de su proyecto, dejando de lado el armado de la misión, filosofía e identidad de la marca. Al ser puntos más intangibles en la creación de un negocio, muchas veces estas acciones quedan para el final. Esto es un grave error, ya que armar la marca de manera integral te va a ayudar a implementarla después en el mercado y diferenciarla de tu competencia.