Emprender solo puede resultar cómodo en una etapa temprana del desarrollo de un proyecto, sin embargo, muchas veces se necesita de un socio para alcanzar el éxito.

Encontrar al socio ideal no siempre es simple. Tienen que complementarse, ser cómplices en el armado del emprendimiento, e impulsar su creatividad de manera conjunta, y eso no es tan fácil de encontrar.

Te recomendamos algunos puntos para que tengas en cuenta antes de comprometerte con un potencial socio, así te ahorrás posibles futuras decepciones y conflictos.

 

Las bases para un socio perfecto

Antes de cerrar ese trato con tu futuro partner, asegurate de que se den estos factores clave:

  • Visión, pasión y valores

Tener un socio no se trata de trabajar con alguien que te resulte agradable o que sea un amigo, sino que tenés que buscar una sintonía empresarial con esa persona. Están por desarrollar un emprendimiento juntos, asegurate de que tenga pasión por lo que hace, de que tengan objetivos comerciales similares, de que se complementen en los negocios.

Para poder identificar sus valores, primero vas a tener que contemplar los tuyos. Conocer cuáles son tus objetivos, tus motivaciones y tus tiempos, te va a permitir reconocer los de tu futuro socio de manera veloz y acertada.

  • Estado financiero

Uno de los puntos principales por los que generalmente se busca a un socio es su dinero, así que antes de cerrar un trato asegurate de que tenga estabilidad financiera. ¿Cómo? Tiene que demostrar su liquidez antes de que cierren el acuerdo.

Si no prestás atención a este punto, puede complicar la sociedad en un futuro no muy lejano, ya que no podrán sostener las finanzas del emprendimiento.

  • Expertise y know-how

Además de buscar a alguien que pueda aportar su dinero al proyecto, es importante que cuente además con conocimientos del mercado en el que se desarrolle el proyecto a desarrollar. La idea es que complementen su experiencia para brindarle un futuro mejor al emprendimiento.

  • Profesionalismo

El último punto a analizar es su profesionalismo y su maduración con respecto al trabajo. Sus ganas de trabajar y su disponibilidad para el proyecto van a ser clave para la compañía. Además, es sabido que los emprendimientos sufren altibajos, así que asegurate de que tu futuro socio esté preparado para todo aquello a lo que se puedan enfrentar como equipo.

 

WhatsApp chat