No todos los trabajos autónomos se refieren a la misma dinámica laboral, sino que poseen sutiles diferencias según su funcionamiento o reconocimiento fiscal.

A partir del desglose de los expertos te acercamos algunos tipos de trabajadores autónomos que se encuentran en el mercado. ¿Vos qué tipo sos?

– Trabajadores autónomos: Son aquellas personas físicas que realizan de forma habitual, personal y directa trabajo por cuenta propia y sin depender de una organización o persona. Se caracteriza por no contar con un contrato de trabajo.  Este tipo de labor se puede realizar de manera parcial o full time. Por otro lado, este tipo de autónomo suele ser titular de un local o establecimiento abierto al público.

– Freelancer: Son aquellos que realizan su trabajo de forma independiente o se dedican a realizar tareas específicas de manera autónoma para terceros. Por lo general, suele administrar su tiempo de manera flexible, según sus necesidades y las de sus clientes. Los freelancers suelen trabajar desde su casa o espacios de coworking, y no suelen tener empleados a su cargo.

– Autónomos societarios: Se trata de aquel autónomo que ha constituido una sociedad, es decir, una empresa bajo una forma jurídica. Suelen ser negocios con un número significativo de empleados, por lo que se justifica la creación de una sociedad.