Según aseguran los expertos, sólo el 15% de las startups logran sobrevivir. ¿A qué se debe este fenómeno? ¿Qué se debe hacer para entrar en este pequeño porcentaje y desarrollar una startup exitosa?

A nivel mundial y local están creciendo fuertemente los proyectos emprendedores o autónomos, sin embargo no todos logran consolidarse en el mercado.

Las startups en vías de desarrollo se enfrentan a una serie de problemáticas a lo largo del camino. Conocerlas puede que te sea útil para estar preparado, por eso te las acercamos.

 

Obstáculos para una startup

Los obstáculos para este tipo de compañías se pueden resumir en los siguientes puntos:

– Escasa inversión: Encontrar inversores para una startup no resulta tan simple como se cree. Si bien con la Ley de Emprendedores se han incorporado nuevos métodos de inversión, todavía no es fácil acceder a ese dinero tan importante para el desarrollo de un emprendimiento. Estar preparado para esta dificultad te va a ayudar a analizar bien qué alternativas de inversión existen y cuál es la más propicia para tu proyecto.

– La burbuja de las apps: Este factor se ve en todas partes del mundo. Al ser un proyecto de bajo costo de desarrollo, simple creación y probabilidad de altos beneficios en un período corto de tiempo, se crean muchísimas aplicaciones que tienen una duración baja en el tiempo y que terminan siendo olvidadas. Un punto clave para que tu proyecto no caiga en esta burbuja es realizar un estudio de mercado exhaustivo e identificar no solo qué necesidad satisfará tu emprendimiento, sino cómo volverla atractiva en un largo plazo.

– Exceso de gastos: Es común que los emprendedores tercericen tareas para ahorrarse el costo de tener gente a cargo. Sin embargo, subcontratar para realizar tareas clave puede representar un gasto enorme para una startup. Por eso, antes de empezar a tercerizar partes de tu proyecto, analizá si vale la pena el gasto o si conviene buscar una persona que realice esta tarea de manera fija y correcta.

 

WhatsApp chat