Algunos aseguran que el éxito de una startup es dependerá de una idea creativa, otros creen que se alcanza el éxito cuando se juntan un grupo de mentes brillantes. Sin embargo, el cofundador de LinkedIn y experto en emprendedurismo, Reid Hoffman, tiene su propia teoría al respecto.

Según detalla en su libro recientemente lanzado en Estados Unidos, Blitzscaling, Hoffman asegura que la clave del éxito reside en la capacidad del emprendedor de asumir riesgos.

El autor, quien se ha especializado en impulsar a empresas en su fase de desarrollo, asegura que cuando hay incertidumbre es justamente cuando hay que animarse a dar el salto.

¿De que se trata el Blitzscaling? Son una serie de prácticas para impulsar el crecimiento de un emprendimiento, basándose en priorizar la velocidad por sobre la eficiencia en un ambiente de incertidumbre.

Esta idea de pisar el acelerador contradice los métodos tradicionales de alcanzar el éxito en los negocios, como puede ser la extrema planificación o las inversiones con cautela. Hoffman asegura que para alcanzar el éxito los emprendedores no deben centrarse en las “ganancias iniciales, ni en medir el valor a largo plazo”, sino que deben concentrarse “en crecer rápido”.

De todas maneras, el autor advierte que crecer a mucha velocidad puede ser un arma de doble filo, ya que puede llevar tanto al éxito como al fracaso en un breve período de tiempo. Por lo que todo emprendedor debe estar preparado para afrontar los costos que esto implica.

“Tendrás que gastar capital de una manera ineficiente porque estás asumiendo riesgos”, señala.

Entonces, ¿cómo puede reconocer el emprendedor cuándo es el momento más oportuno para apretar el acelerador?

Según Hoffman, en los casos en los que las startups se encuentren en pleno crecimiento, que no tenga competidores y, además, que no requiera de una gran cantidad de usuarios para funcionar. De esta forma, para aplicar la aceleración se mide el costo de adquirir clientes, se focaliza en invertir eficazmente y estimula el crecimiento minimizando el caos.

Distinto es el caso de las compañías que sí tienen fuerte competencia en el mercado. En estos casos, Hoffman asegura que ganará el primero que se anime a crecer.

WhatsApp chat