Teamworks l Coworking Buenos Aires

Emprendedores a través de toda América Latina están respondiendo a las nuevas oportunidades, ofreciendo servicios y modelos de negocio innovadores a través de todos los segmentos y con un enfoque particular en atender de una manera adecuada a los distintos segmentos de clientes para desarrollar propuestas de valor apropiadas.

La relevancia de esto se agudiza cuando se toma en cuenta que estas empresas jóvenes se adaptan mejor a los actuales cambios demográficos y de comportamiento de los usuarios, al tiempo que satisfacen expectativas que los actores tradicionales del sistema todavía no han abordado.

En América Latina, los emprendimientos Fintech ofrecen una diversidad de soluciones a través de diferentes segmentos de negocio.

La cantidad de emprendimientos vinculados a las plataformas que ofrecen servicios financieros creció 66 por ciento y se consolida como un sector deseado, acaparando el 25 por ciento de las inversiones en tecnología de la información. Los datos pertenecen a un informe del Banco Interamericano de Desarrollo, en donde se destaca a la Argentina en el cuarto puesto en la región, con un crecimiento del 61 por ciento en 2018.

También creció la cantidad de países donde se encuentran presentes emprendimientos de este tipo, el cual creció de 15 a 18. Brasil, a la cabeza, continúa siendo el núcleo de la región con 380, mientras que México registra 273, Colombia 148, Argentina 116 y Chile 84.

En cuanto a las empresas jóvenes identificadas en esta nueva edición, son 1166 que se distribuyen a lo largo de 11 segmentos de negocio.

Entre ellos, los siguientes tres segmentos se posicionan como los más representativos del sector en términos de número de emprendimientos, pues entre los tres representan el 58 por ciento del número total de los emprendimientos identificados: pagos y remeses, con 285 emprendimientos Fintech, lo que supone un 24 por ciento del total; préstamos, con 208 emprendimientos Fintech, abarcando un 18 por ciento del número total; y gestión de finanzas empresariales, con 181 emprendimientos Fintech, un 15 por ciento del total.

No obstante, esta dinámica industria es todavía joven y su consolidación requiere de varias acciones tanto del lado público como el privado, como se mencionó en la primera edición del informe.

Los responsables por la formulación de políticas de la región deben dar pasos firmes que permitan materializar este dinamismo y potencial, ya que los beneficios que pueden traerlas Fintech y su alineamiento con los objetivos de las políticas públicas son cada vez más evidentes.

Asimismo, los países deben seguir adoptando e impulsando mecanismos en apoyo a los sistemas de emprendimiento y al sector Fintech específicamente, por ejemplo, incorporando iniciativas de financiamiento a la industria a través de la naca nacional de desarrollo y a través de regulaciones que guarden el balance necesario entre innovación, protección y estabilidad.

Desde el lado del sector privado, en particular de la industria de los servicios financieros, es necesario continuar profundizando la colaboración con las Fintech a través de programas estructurados de innovación abierta o del establecimiento de “fondos de capital emprendedor corporativo”, banca abierta, entre otras iniciativas que profundicen la colaboración. Desde los fondos de capital privado, la banca de desarrollo y los organismos multilaterales, será crucial continuar con la inversión y apoyo a los empredimientos Fintech a través de sus distintas fases, así como su articulación con el resto del sistema financiero.

 

Fuente: iProfesional

WhatsApp chat