Teamworks l Coworking Buenos Aires

¿Cuántas veces por día te enloquecés por no recordar una contraseña? ¿Hacés infinitas pruebas y error hasta dar con la clave correcta? ¿Cada vez que tenés que cambiar una contraseña pasás más de media hora tratando de recordarla? ¿Cuántas veces apretaste la opción de “olvidé mi contraseña”?

No debe haber nada más tedioso que recordar contraseñas. Todos los sitios a los que accedemos a diario piden una, e incluso muchos exigen cambiarla cada cierta cantidad de tiempo, lo que vuelve el asunto mucho más engorroso.

Pero eso no es todo, porque quienes saben de seguridad recomiendan tener un password para cada servicio al que se accede y, por si fuera poco, que sea difícil de hackear, esto es, que tenga más de 8 caracteres y una combinación de letras y números.

Y, aunque muchos dispositivos están incorporando seguridad biométrica, como el uso de huellas digitales o del reconocimiento del rostro, lo cierto es que las contraseñas siguen siendo una de las medidas de validación de identidad más usadas.

Por eso, para ayudar a recorrer la jungla de internet y salir airoso en el viaje, los expertos recomiendan cada vez más utilizar un gestor de contraseñas, que es un programa que ayuda a recordar nuestros passwords por nosotros.

 

¿Qué son los gestores de contraseñas?

Un gestor de contraseñas es, básicamente, un software que almacena todas nuestras contraseñas de forma segura con algun tipo de encriptación, y al que se accede con una “llave maestra” que solo el usuario posee. Este tipo de programas, además, suelen facilitar la tarea de crear contraseñas seguras para cada sitio que visitamos, y es habitual que cuenten con extensiones para los navegadores más utilizados.

Asimismo, un buen gestor de contraseñas debería sincronizarse con todos nuestros dispositivos, y ofrecer algún tipo deautenticación multi factor, mediante la validación con el teléfono o a través de un token USB.

 

¿Debemos usarlos?

Nada es 100% seguro en cuestión de sistemas. Los sitios están todo el tiempo bajo ataque, y los passwords son de lo más robado. De hecho, hace pocas semanas se conoció que más de 21 millones de contraseñas únicas y cerca de 773 millones de direcciones de correo electrónico fueron vulneradas, lo que da cuenta del tamaño de las filtraciones de datos a las que estamos expuestos.

Otra de las razones tiene que ver con la creciente complejidad de las contraseñas. Cuanto más seguro un password, más difícil es de hackear. Pero también es difícil de recordar.

Y, por otro lado, es cada vez más difícil de recordar el creciente número de servicios que requieren una contraseña. Por eso, generalmente terminamos utilizando una misma clave para todo, pero de esa forma le estamos facilitando la tarea a los hackers.

Por último, es muy fácil adivinar una contraseña viendo a alguien escribirla en el teclado, y es lo que suele pasar si estamos en un lugar público, algo que aprovechan los hackers para luego robar nuestra identidad y cometer todo tipo de fechorías.

El Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido recomienda utilizar gestores de contraseñas, entre otras razones, porque “facilitan el uso de contraseñas largas, complejas y únicas en diferentes sitios y servicios” y “son mejores que los humanos para detectar sitios web falsos, por lo que pueden ayudar a evitar que caiga en trampas de phishing”.

 

 

Fuente: Clarín

WhatsApp chat