El término resiliencia es parte de la terminología clásica del sector emprendedor y de las startups. Se trata de la capacidad innata del ser humano de sobreponerse a la frustración y superar los obstáculos -reales o emocionales- a los que se enfrenta a lo largo de su vida.

¿Por qué creés que ser resiliente es fundamental para alcanzar el éxito con un emprendimiento?

Es sabido que el emprendedor deberá pasar por la prueba y error en el desarrollo de su proyecto, y quienes no han impulsado su capacidad de resiliencia quedarán estancados a mitad de camino.

Existen grandes ejemplos de personajes históricos resilientes. ¡Conocé a algunos de los más importantes de nuestros tiempos!

  • Steve Jobs: El cofundador de la reconocida Apple se alejó de la compañía -o fue expulsado, según otras versiones- en 1985, luego de un enfrentamiento con el CEO John Sculley. Sin embargo, las vueltas de la vida y la resiliencia de Jobs hicieron que 12 años después, Apple comprara la startup que el emprendedor había desarrollado, NeXT Computer. En 1997, Jobs se convirtió en el CEO de la compañía que hacía 10 años lo había despedido.
  • Jack Dorsey: Dos años después de fundar Twitter con Ev Williams, Dorsey fue despedido de su cargo de CEO, a pesar de que fue quien en primer lugar ideó la idea del sitio de microblogging. Sin embargo, este momento de crisis no le impidió fundar la plataforma de pagos móviles Square. El tiempo volvió a unir el camino de Twitter con el de Dorsey y en el 2015, regresó a Twitter como CEO interino, para luego convertirse en simplemente CEO.
  • Andrew Mason: El fundador del sitio de descuentos Groupon, fue despedido en el 2013. El sitio acaparó mucha atención desde el principio, pero después de que la compañía salió a bolsa, el crecimiento decepcionó a los inversores. En el mismo año en que fue echado, Mason rápidamente fundó una nueva compañía llamada Detour, una startup que hace tours de audio para teléfonos inteligentes.