Una de las partes más difíciles durante el desarrollo de una startup es el armado del equipo. Al momento de contratar cada miembro de tu deam team tenés que evaluar varios aspectos.

¿Es eficiente en la tarea que llevará a cabo? ¿Tiene capacidad de trabajar en equipo? ¿Puede potenciar sus capacidades al trabajar con otros?

Además de analizar las capacidades individuales de cada parte de este equipo, vas a tener que identificar sus capacidades en conjunto. Y el rol del líder en este proceso es fundamental.

El éxito del proyecto emprendedor dependerá de la capacidad del equipo en congeniar y llevar adelante cada tarea. Para esto, necesitás establecer reglas claras y una estrategia de trabajo completa.

Los expertos señalan algunas claves esenciales para convertir tu grupo de trabajo en un dream team:

  • La confianza: Este elemento es fundamental para el trabajo en equipo. Si el team ve que su líder confía en ellos, entonces se van a potenciar, generando un ambiente cálido  en el que todos conocen sus roles y sus habilidades, y las aportan de manera equilibrada al proyecto.
  • Los objetivos: El equipo tiene que saber hacia dónde los estás guiando. Dejá bien en claro cuáles son las metas del proyecto y, por ende, del grupo. Al  saber cuál es el destino, el equipo puede definir correctamente sus roles en este camino hacia el éxito.
  • El factor humano: No dejes que el trabajo y las responsabilidades abrumen al equipo. Brindales sentido de pertenencia, que se potencie la identidad de cada uno en pos del proyecto. Armá actividades extra laborales para que cada uno se sienta cómodo y se sienta como en casa en el equipo de trabajo.
  • Las decisiones: Que seas el líder del proyecto te da el bastón de la decisión final. Sin embargo, no te conviertas en un tirano del emprendimiento, llamá al equipo a debatir decisiones que, al fin y al cabo, los afectarán a todos en la cadena de producción. Abrí tu cabeza y motivá a cada miembro a aportar su opinión. Compartir estos momentos fomenta el sentido de pertenencia y enriquece al proyecto.
  • La comunicación: Es el factor que te puede llevar al éxito o al fracaso. Si falla la comunicación, florecen los malos entendidos y estallará tu emprendimiento por el aire. La única manera de que un equipo funcione es que existan canales de comunicación claros, que transmitan el mensaje de manera efectiva. No te saltees procesos por dar por sentado algo. Comunicá y fomentá la comunicación.
  • Celebrar los éxitos: Las clásicas quejas que surgen en los equipos de trabajo es la falta de reconocimiento. Esto afecta la seguridad de los miembros del proyecto y puede generarse un ambiente negativo. Entonces, seguí de cerca los procesos de tu emprendimiento y celebrá los éxitos.  Reconocer el trabajo del otro hará que se sienta orgulloso de formar parte de tu proyecto e impulsará su productividad. Tratá a tu equipo como te gustaría que te traten a vos.

 

WhatsApp chat