Moverse en el mundo online implica que toda información circula a una velocidad inigualable. Justamente esta facilidad que permite compartir rápidamente un proyecto en la red 3.0, también puede tornarse en un enemigo cuando se trata de trabajar la reputación en línea de tu empresa.

A raíz de este fenómeno, Entrepreneur delineó los cuatro puntos básicos que recomienda Hersh Davis-Nitzberg, fundador y director ejecutivo de la firma de gestión de crisis Reputation Control Inc., para proteger y mejorar la reputación de tu negocio.

 

Protegé tu reputación online

Tu marca online es tu huella digital completa: cada artículo, entrevista en video, post Facebook, foto de Instagram u otra información sobre tu proyecto en Internet. Si bien cada dato influye en tu presencia general, los que aparecen en las dos primeras páginas de resultados de los motores de búsqueda tienen el mayor impacto. Una investigación de Hubspot muestra que el 75% de los usuarios nunca pasan de la primera página. Regularmente la búsqueda en Google de tu nombre puede ayudarte a hacer un inventario del contenido que deseas mostrar y la información que quieres suprimir.

Para suprimir los datos no deseados, un consultor de gestión de reputación diseña una campaña para crear contenido positivo. Estos están optimizados para ubicarse en la parte superior de los resultados de búsqueda de Google, dejando fuera de foco el contenido no deseado.

1. Sé auténtico

A menudo, los empresarios quieren fomentar una reputación en línea positiva, pero no saben por dónde empezar. La creación de una marca poderosa no se trata sólo de eliminar contenido dañino, sino de alinear su imagen en línea general con su marca auténtica. No puedes especificar tu marca sin determinar primero tus objetivos. ¿Qué estás tratando de comunicar? ¿Quién es tu público objetivo? Cuando tu intención es clara, puedes crear con éxito contenido que respalde tu voz y destaque tu éxito.

2. Construye

Un empresario debe ser proactivo y estar al tanto de su huella digital antes de que ocurra una crisis. Si careces de presencia en línea o tienes una reputación negativa, una situación de crisis puede convertirse en una historia importante. Pero, si has establecido una reputación auténtica, positiva y sólida, el mismo evento puede ser una señal en el radar. Si algo sucede, retrocede un paso y observa el panorama general. Puede que no necesariamente haya una solución rápida, pero con una estrategia sólida, puedes reparar tu marca.  Lo peor que puedes hacer es responder sin pensar. Las reacciones rápidas pueden convertir una crisis menor en un desastre.

3. Enfoques distintos

Las firmas de relaciones públicas generalmente se centran en la publicidad, tienen como objetivo obtener cobertura general de los medios. La prensa puede ser una herramienta poderosa para esculpir una reputación, pero sin la optimización adecuada, es posible que no aparezcas en los resultados de búsqueda. La gestión de la reputación en línea (ORM de on line reputation management) tiene un enfoque diferente. Su objetivo es garantizar que todo el contenido en línea existente es coherente con tus objetivos. Después de diseñar una campaña, las firmas de gestión de reputación a menudo trabajan con firmas de relaciones públicas para crear contenido positivo o utilizan un equipo de prensa. Luego, utilizan una variedad de métodos para asegurarse de que la publicidad obtenida siempre se clasifique en las dos primeras páginas de resultados de búsqueda.

 

 

WhatsApp chat