Teamworks l Coworking Buenos Aires

Si bien hay condiciones innatas que hacen de una persona un ser con mayor precisión y efectividad para los negocios, también existen hábitos que pueden adoptarse y desarrollarse para impulsar tu productividad.

¡Tomá nota y preparate para ser un emprendedor efectivo!

  1. Evitar distracciones: La procastinación es el enemigo número 1 de la efectividad. Las personas exitosas tienen tendencia a ser más disciplinadas y organizadas a la hora de plantearse metas. Al tener claros sus objetivos, entonces podrán enfocarse en aplicarlos en su vida diaria y no permitirse tener momentos de improductividad durante su jornada laboral. Esto no quiere decir recortar los tiempos de ocio, sino más bien potenciar tu efectividad en los momentos dedicados a trabajar. Para esto, es fundamental aprender a concentrarte y evitar aquello que te distrae, como los chats, los emails o las redes sociales.
  2. Aceptar los errores: Los fracasos y obstáculos surgen día a día en la vida de un emprendedor o trabajador. Aprender de ellos y seguir adelante es lo que te convertirá en una persona más efectiva. Es fundamental aceptar que no existe la perfección, y que cada error puede enseñarte muchas cosas, así que no les temas.
  3. Al que madruga…: Las personas más proactivas y productivas son aquellas que suelen madrugar. Imponete el aprovechar las mañanas para manejarte mejor con tus tareas y objetivos diarios. Aprovecha también para ejercitarte, ya que va a permitirte relajar tu mente y dar lugar a la creatividad.
  4. Establecer prioridades: Para poder ser una persona efectiva en el trabajo, es fundamental discernir qué tareas son válidas para dedicarles más tiempo y cuáles no están en el listado de prioridades. De esta manera, no vas a perder tiempo con cosas que no valgan la pena. Para lograr esto, tenés que organizar también tus pendientes y no llenar tu agenda de puntos que vas a seguir sin cumplir.
  5. Aprendé a delegar: Este punto puede resultar un poco complejo, sobre todo para el emprendedor que está desarrollando su propio proyecto. Pero tenés que entender que no podés hacer todo vos solo y que tenés que confiar en alguien para completar algunos de los pendientes. De lo contrario, se volverá imposible alcanzar tus objetivos. Convertite en una persona efectiva y rodeate de personas talentosas que puedan ayudarte a encaminarte hacia el éxito.