En el mundo emprendedor siempre es importante ver y analizar los procesos por los que tuvieron que pasar los entrepreneur estrella del mundo.

Una vez que lo realizamos, es común notar que todos tienen un simple punto en común: La resiliencia.

Así como todos pasaron por etapas de frustración y reinvención, gran parte de ellos lograron superar los obstáculos y continuar emprendiendo con el paso de los años.

Por eso, te acercamos los puntos clave que difunde Roi Shlomo, el fundador y CEO de Kale Me Crazy, para alcanzar el éxito y sobrellevar los fracasos del pasado.

 

Qué aprender del fracaso

  • Proteger tu dinero

Hacer dinero es genial, pero también debes protegerlo una vez que lo hayas ganado.

Mi mayor error fue que me apresuré a reinvertir lo que había conseguido, con la esperanza de convertirlo en más efectivo.

Para construir un negocio sólido, no necesariamente tienes que partir a una escala muy pequeña, pero necesitas tomarse el tiempo para tomar una decisión informada.

Yo no me tomé ese tiempo para pensar. Si lo hubiera hecho, podría haber sido una de las personas que realmente ganó un montón de dinero en la recesión en lugar de perderlo todo.

A veces, la decisión correcta es guardar tu efectivo y esperar a que se produzca una buena oportunidad.

  • Valorar lo que tienes

Caer en la bancarrota me enseñó a apreciar el dinero más que nunca.

Todos hemos escuchado acerca de las personas que ganan la lotería o reciben una gran herencia y lo pierden todo. Cuando no estás acostumbrado a tener dinero (justamente lo que me ocurrió al inicio de mi carrera), es fácil tomar decisiones equivocadas y terminar con las manos vacías.

Aunque siempre supe cómo generar efectivo, nunca lo valoré realmente hasta que lo perdí todo.

Aprende de mi error: controla tus gastos y ahorra bien. Te sentirás mucho mejor cuando puedas ver un colchón en tu cuenta de ahorro.

  • Aprender a calcular los riesgos

Antes de firmar un contrato de arriendo, abrir una tienda o hacer cualquier otro compromiso comercial, debes evaluar el valor de tu negocio y determinar qué costos puede soportar.

Cuando firmé el contrato de mi joyería, estaba fascinado con la gran cantidad de personas y los turistas que entraban a la tienda.

Pensé que un alto volumen de ventas me permitiría pagar la renta exorbitante, pero ese riesgo terminó sin buenos resultados. En esa situación, el único que ganaba dinero era el propietario.

Al final del día, el volumen y las ventas no importan. Lo único que importa es tu ganancia neta y cuánto realmente guardas en tu bolsillo. Conoce tus números por dentro y por fuera, y no te comprometas con nada si las cifras no dan.

  • Tomarte tu tiempo

Cuando estás entusiasmado con tu idea o te apasiona un lugar específico para una tienda, es difícil ser paciente y esperar a que todo se alinee.

Sin embargo, para que una ubicación sea comercialmente exitosa, es necesario que múltiples factores se den al mismo tiempo : el diseño de la tienda, qué otros negocios están cerca e incluso la conveniencia del estacionamiento.

A nadie le gusta perder dinero. Es mejor tomarte tu tiempo y asegurarte de tener una gran ubicación y un buen concepto que se mantenga fiel a tu visión.

Irme a la quiebra fue una de las experiencias más estresantes, dolorosas y aleccionadoras de mi vida. Pero no lamento la experiencia en lo más mínimo, ya que me enseñó lo que necesitaba aprender para llegar a donde estoy en este momento.

WhatsApp chat