custom writing

Para entender el avance de la cadena de bloques, más conocida como la Blockchain, hay que remontarse hasta su nacimiento y entender cuáles son los mitos y verdades de esta nueva tecnología.

Para eso, Alex Preukschat, autor coordinador del libro ‘Blockchain: La revolución industrial de Internet’, la novela gráfica ‘Bitcoin: la caza de Satoshi Nakamoto’ y el libro ‘Comunidad Blockchain’ explicó en El País cuáles son estos mitos.

– “Existe UNA tecnología blockchain”

Todos hablamos de la tecnología blockchain por comodidad, pero en realidad no existe. La cadena de bloques, la base de datos transaccional descentralizada inmutable, es uno de los elementos que tiene cualquier blockchain pública. La primera de todas las blockchains es bitcoin, que se compone de un protocolo (Bitcoin con B mayúscula), una unidad de cuenta o token (bitcoin con b minúscula) y una blockchain (la base de datos transaccional). La mayoría de las públicas suelen tener esos tres componentes para operar como un sistema descentralizado. Ethereum es otro ejemplo de blockchain pública importante junto a las muchas otras con las que se experimenta.

Además de las blockchain públicas existen las privadas, que no necesita un token para su funcionamiento, ya que la confianza se deposita en unos nodos, que, por definición, están identificados. En las públicas, los nodos son anónimos.

El dinero que alimenta las blockchain públicas es dinero especulativo principalmente, pero también hay mucho de personas que apuestan por esta tecnología del futuro y lo que significa. Porque bien podría disrumpir el statu quo de muchos de los modelos de negocio actuales y crear el futuro Facebook, Uber o Banco descentralizado a modo de ejemplo.

Las blockchains privadas, comúnmente denominadas DLT (distributed ledger technology), intentan crear comunidades de desarrolladores, pero en la mayoría de los casos tienen desarrolladores en nómina para crear su ecosistema. Estas iniciativas reciben, en muchos casos, fondos de grandes corporaciones y tienen como objetivo optimizar procesos y ahorrar costes. En el caso de las DLT más que buscar la disrupción del statu quo, se busca la optimización de los modelos que ya existen o, incluso, la expulsión de la competencia si puede dar la circunstancia.

– “Blockchain es una tecnología”

Blockchain no sólo es una tecnología. Es mucho más que eso. Por lo menos así fue para las personas que iniciaron las públicas. Satoshi Nakamoto quería crear Bitcoin como un dinero para personas que funcionara entre pares (P2P o Peer to Peer). Satoshi se inspiró en soluciones propuestas por diferentes Cypherpunks, un movimiento anarcocapitalista tecnológico que quiere dar herramientas a las personas para proteger su privacidad. El origen de este movimiento lo encontramos en los años 90 y venía a su vez inspirado en otros movimientos similares de décadas anteriores, dentro del ámbito académico y científico en muchos casos.

Algunas de las personas en las que se inspiró Satoshi fueron Hal Finney, destinatario de la primera transacción de bitcoins realizada por Satoshi y que en 2004 creó un sistema llamado real proof of work para crear un tipo de dinero digital descentralizado. Nick Szabo, al que se le atribuye ser el inspirador del concepto de contrato inteligente (smart contract) – tan omnipresente en las conversaciones actuales – y promotor de un prototipo de moneda llamado Bitgold. Wei Dai que diseñó un sistema llamado b-money o Adam Back, que conceptualizó un sistema antispamming para los emails, llamado HashCash, y que sirvió de inspiración para crear el modelo de consenso de Prueba de Trabajo (proof of work) en Bitcoin. Back sigue activo en el ecosistema y es cofundador de la conocida startup Blockstream donde desarrollan las posibilidades de Bitcoin, más allá de su uso original. Todas estas personas se identifican como cypherpunks igual que lo hace Vitalik Buterin, cocreador de Ethereum. Ninguno participó en estos proyectos para lucrarse, sino para crear herramientas que ayuden a la humanidad a progresar, poniendo a nuestra disposición desarrollos nuevos de sistemas de organización social que quizás pudieran ayudar a superar las limitaciones de nuestros sistemas de organización, muy centralizados desde los últimos 200 años.

Por todas estas razones, blockchain es mucho más que una tecnología, es un instrumento de cambio social. Las DLT son instrumentos de mejora de procesos y rentabilidad para empresas, pero no suelen tener el componente social como núcleo central a diferencia de Blockchains como Bitcoin o Ethereum, en sus orígenes al menos.

– “Podemos resolver todos los problemas de la humanidad con blockchain”

La omnipresencia de blockchain en todas las esferas de la sociedad puede dar la impresión que puede resolver todos los problemas de la humanidad, pero finalmente es una tecnología, con muchísimo potencial, pero no sabemos el alcance que puede tener. Quizás cumpla en el futuro plenamente con las expectativas que ha generado o quizás se quede muy lejos o se convierta en una promesa no cumplida. No lo podemos saber. Pero sí sabemos que no puede resolver todos los problemas. Algunos problemas ya tienen una buena solución (que puede ser centralizada) y otros necesitarán otra tecnología que quizás no exista todavía.

– “Blockchain es sólo cosa de los programadores”

Aunque sea verdad que durante mucho tiempo el ecosistema ha estado dominado por desarrolladores y había pocas oportunidades laborales para otros perfiles, esto ha cambiado radicalmente en 2017. Aquellas personas que llevan años en el ecosistema, especialmente los más duros (2014 – 2016) -cuando interesarse por este campo constituía un estigma social-, han conseguido colocarse en startups del ecosistema o empresas como consultores, periodistas, abogados, financieros, auditores, relaciones públicas… empleos que están muy demandados en el mercado porque hay pocas personas que conozcan realmente la tecnología y el funcionamiento del ecosistema.

 

Fuente: El País

Suscribite a nuestro newsletter

Mantenete al tanto de las últimas novedades y seguí la agenda de talleres, charlas y eventos
Nuestros Espacios
map1

TeamWorks Buenos Aires

Estamos estratégicamente ubicados en Retiro, con acceso a colectivos, subte y tren. En plena zona de Catalinas, entre los más prestigiosos edificios de la ciudad.   
  • locationEdificio Laminar Plaza, Ingeniero E. Butty 240 piso 3, C1001AFB CABA
  •  
  • mailhola@teamworks.rocks
  •  
  • phone+54 11 5354 0805
map2-new

TeamWorks Miami

Nos vas a encontrar en Brickell, el distrito financiero de Miami por excelencia, con decenas de rascacielos con una vista inigualable.
  • location1110 Brickell Avenue, Suite 402-02, Miami, FL 33131
  •  
  • mailhi@teamworks.rocks
 
Por favor, espera...

Probá tu día gratis en Teamworks y recibí las promos vigentes!

empty
SUMATE!

No, gracias